El Cabanyal llega al hartazgo

Una de las viviendas municipales en proceso de rehabilitación. / irene marsilla
Una de las viviendas municipales en proceso de rehabilitación. / irene marsilla

Ocho asociaciones entregarán un escrito a Ribó por los problemas en el Marítimo

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

«Queremos tranquilidad y poder dormir por las noches». El deseo, tan básico, se lee en una pancarta colgada en una fachada de la calle Pescadores, en el corazón de la llamada zona cero del Cabanyal. Es una de las reivindicaciones que formarán parte del escrito que entregarán el próximo jueves representantes de ocho asociaciones vecinales en el Ayuntamiento. El destinatario será el alcalde Joan Ribó.

Los residentes critican el aumento de la insalubridad, escándalos nocturnos, ocupaciones ilegales y el tráfico de drogas en el barrio

El primer edil estará ya de regreso de su viaje a la India, donde ayer recogió el testigo para Valencia como Capital Mundial del Diseño en 2022. Los residentes confían en una reunión con Ribó y concejales responsables de la recuperación del barrio, sobre todo de Policía Local y Servicios Sociales. Una de las entidades firmantes del escrito es la plataforma Zero Incívics, que alertó a través de una de sus representantes del aumento de las ocupaciones ilegales, así como los continuos problemas de falta de convivencia e inseguridad ciudadana que se producen.

«En las últimas dos semanas se han producido tres intentos de ocupación ilegal en la zona cero, entre las calles Amparo Guillem y Pescadores. Por fortuna hemos podido evitarlas». Numerosos vecinos han creado una red de alerta que avisa a la Policía Local de esta circunstancia, para evitar situaciones como la del centro social que el Ayuntamiento ha aprobado en la calle de la Reina, pendiente durante meses del desalojo de unos okupas.

También firman Beteró, Malvarrosa, Pavimar, Llamosí, las Arenas, Bloques y Cabanyal

El aumento de las ocupaciones ilegales «no tiene explicación, es posible que sea porque temen el derribo ya de Bloque Portuarios», apuntan, aunque esta circunstancia está muy lejos de producirse. Las 168 viviendas se encuentran inmersas en el Plan del Cabanyal, en plena tramitación y que saldrá de nuevo a exposición al público, por lo que su aprobación definitiva se estima para dentro de varios meses.

La convocatoria del jueves será a las once y media de la mañana en la plaza del Ayuntamiento, donde luego de entregar el escrito se producirá una concentración. Bajo el lema 'Mereixem barris dignes' se habla de rechazo a la insalubridad, los escándalos nocturnos, las ocupaciones ilegales, el asedio y el tráfico de drogas. La misiva será un resumen del escrito leído en el último pleno por Zero Incívics, donde se hizo patente los problemas que tiene el Cabanyal y el Canyamelar.

«Dadas las circunstancias que estamos viviendo desde hace años, que han llegado a convertir algunas zonas del barrio en guetos, con todo lo que ello implica, hemos creado en el grupo «Zero Incívics». Nos dirigimos a ustedes para que consideramos urgente e imprescindible reunirnos, lo antes posible, tanto con el alcalde Joan Ribó, como con los diferentes concejales relacionados con los problemas que vienen sucediendo en varias zonas», indican.

El problema añadido es que en los últimos años, los precios de alquileres se han disparado en esta parte del Marítimo. «Se están pagando entre 600 y 700 euros al mes y no tiene pinta de que vaya a bajar», subrayaron. Se nota y mucho la presión de los apartamentos turísticos, al igual que pasa en el resto de la ciudad, en el mercado inmobiliario.

Los datos

Convivencia
Hogueras y barbacoas, alrededor de las cuales la fiesta y el escándalo se prolongan durante horas y horas, tanto de día como de noche.
Ocupaciones
Públicas como privadas, con problemas como incendios para enganches a la luz y averías en el suministro de agua.
Actividades
Almacenes de chatarra ilegales repletos con materiales tóxicos e insalubres.

«Conductas incívicas, suciedad, peleas, acoso sexual, amenazas, ocupación del espacio público y otros hechos que se producen diariamente en nuestras calles», son algunos de los temas que quieren tratar en la reunión con Ribó, que no son pocos. «Disturbios nocturnos hasta altas horas de la madrugada, sin el mínimo respeto al descanso del vecindario, y que ocurren durante todo el año», señalaron en el pleno.

A todo esto añaden el «acoso de todo tipo peatonal, ofreciendo drogas y especialmente a las mujeres que sufren acoso sexual explícito. Este tema se está convirtiendo en un problema realmente grave y, dada la sensibilización de la sociedad en este sentido, no se puede seguir tolerando», aseguran, para citar por último el empleo de las aceras, imposibilitando el paso de personas con movilidad reducida, madres y padres con cochecitos de bebés».