El Cabanyal acumula 200 inmuebles y 137 solares municipales sin proyecto

Calle Escalante, junto a Pintor Ferrandis. /D. Torres
Calle Escalante, junto a Pintor Ferrandis. / D. Torres

Gómez y Dalmau visitan el barrio y califican de «prioritaria» una mejora que acumula retrasos, como la dotación de 1,2 millones del Consell para rehabilitar viviendas

LOLA SORIANOVALENCIA.

La reforma del Cabanyal siempre ha sido el tema estrella o la gran promesa del gobierno de Joan Ribó, pero la realidad es que se está convirtiendo en una patata caliente pendiente de soluciones. Se ha anunciado proyectos como un centro social en la calle de la Reina, que lleva meses pendiente del inicio de obras; se hará un centro cultural también en la calle de la Reina y se está ejecutando el centro de documentación de la calle San Pedro, pero el parque de viviendas de propiedad pública del Ayuntamiento de Valencia y de la oficina del Plan del Cabanyal sigue estancado y sin usos definido.

De hecho, en la actualidad son 224 las propiedades que poseen ambas entidades que siguen cerradas, sin rehabilitarse y destinarse a alquiler ni tampoco se están sacando al mercado para su venta.

Las cifras hablar por sí solas. El Consistorio posee 101 casas diseminadas en este barrio marinero, es decir, pisos en distintas comunidades de vecinos que están cerrados, sin reformar y produciendo un gasto mensual de comunidad. En el caso de la oficina del Plan del Cabanyal, tiene 52 pisos en fincas distintas

Sandra Gómez afirma que llevarán la exposición de las alegaciones aceptadas al pleno de septiembre

En el caso de casas típicas de planta baja y una o dos alturas, el Ayuntamiento de Valencia posee 48 edificios completos y la oficina del Cabanyal tiene 23. Además, hay otros 8 edificios que son de propiedad compartida.

A esto hay que sumar que hay cerca de 137 solares públicos que todavía no tienen proyectos futuros asignados. La mayoría serán para edificar y unos pocos se emplearán para abrir viales, como en la calle San Pedro, para prolongar la calle del Sol, ubicada junto a la plaza de Lorenzo de la Flor. Esta cifra contrasta con los sólo 35 solares que tienen un proyecto claro, con presupuesto y pendientes de licitación con programas como el Plan Confianza, Arru o Edusi.

Cabe recordar que al principio de la legislatura pasada se procedió a vender por subastas algunos solares y viviendas públicas, pero que al final de la legislatura se decidió no seguir por esta línea, ya que no se vio coherente que el Ayuntamiento necesite adquirir viviendas para poner en alquilar público y a la vez estuviera vendiendo propiedades. El problema es que ahora mantiene el parque de inmuebles intacto, es decir, no vende ninguna propiedad, pero está rehabilitando un número insignificante de las mismas, con dos casos por ejemplo en la calle Escalante.

Ayudas pendientes

Otro asunto pendiente es de la aprobación de una nueva línea de las Ayudas de Regeneración y Reurbanización Urbana del Cabanyal (ARRU) que cofinancian la Generalitat y el Ministerio de Fomento. En una reunión bilateral se firmó hace unos meses un convenio para aportar de nuevo 8,2 millones de euros en unos cuatro o cinco años, pero para que empiece a ser efectivo hace falta firmar el convenio de la anualidad de 2019 y que la Generalitat aporte los 1,2 millones de euros establecidos para el ejercicio. Y falta que se firme la convocatoria de las bases que regirán las nuevas ayudas.

Cabe recordar que con el anterior plan Arru se recibieron 120 expedientes de rehabilitación y 13 de reedificación. De esta cifra, en 80 casos ya han acabado las obras (algunos han cobrado ya y otros están pendientes de la liquidación). Hay 23 expedientes 'dormidos', es decir, que todavía no han ido a la administración a pedir la calificación definitiva y 30 obras han ido pidiendo anticipos.

Por otro lado, ayer el vicepresidente segundo de la Generalitat y conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, y la vicealcaldesa de Valencia y concejala de Urbanismo, Sandra Gómez, realizaron una visita al Cabanyal. Dalmau explicó que «a partir de la entrada de los nuevos gobiernos progresistas se avanzó para que el Cabanyal sea el barrio valenciano de referencia. Gómez indicó que una de las prioridades va a ser crear «una oferta de vivienda pública accesible» y regenerar barrios «y uno de ellos que objetivamente fue muy maltratado en el pasado es el Cabanyal-Canyamelar». Y anunció que llevarán «la exposición de las alegaciones aceptadas para el pleno de septiembre o como mucho en octubre».

Más