Un caballo desnutrido detrás de la nueva La Fe

Caballo desnutrido en Malilla./LP
Caballo desnutrido en Malilla. / LP

Modepran denuncia que esta zona «es un foco de maltrato animal»

Jaume Lita
JAUME LITA

En una zona de asentamientos ilegales junto al nuevo hospital de La Fe. Allí se encontraba un caballo de pelaje blanco. Su aparente estado de desnutrición provocó que desde Modepran pusieran en conocimiento de la Policía Local de Valencia la situación del animal. Según fuentes de la protectora, se avisó a la Unidad de Medio Ambiente (UMA) quienes en una segunda denuncia decidieron personarse en el descampado en el que estaba el caballo. Los agentes decidieron no decomisar el ejemplar ante la aparición de un grupo de personas residentes en el asentamiento que decían ser los propietarios del animal.

Desde Modepran denuncian que esta zona situada en el barrio de Malilla «es un foco de maltrato animal« ya que no es el primer caso de animales con lesiones que les llegan a sus instalaciones. «La primera vez que llamamos a la Policía nos dijeron que no tenían gente para ir y ver el animal. Insistimos y la segunda vez nos presentamos con un veterinario que dijo en esa situación peligraba la salud del caballo», detallan desde la protectora a LAS PROVINCIAS.

«El animal necesita asistencia urgente. Es evidente y la Policía no hizo nada», denuncian fuentes de Modepran. En ese instante en el que se encontraban voluntarios de la protectora con un veterinario y los agentes de la UMA, al parecer, se presentó un grupo de personas que amenazó con «rajar a los que se llevaran el caballo».

También se encontraban, en ese instante, miembros de SOS Caballos quienes, desde Modepran, apuntaron que «hacía tiempo que no veían a un caballo en ese estado de salud».

Estado del caballo. / LP

Zona conflictiva

No es la primera vez que Modepran denuncia la existencia de casos de maltrato animal en esta zona de la ciudad de Valencia. «Hemos puesto una denuncia ante Fiscalía para pedir el decomiso del animal y poder salvarle del estado en el que se encuentra. El problema es que si no se da con el caballo no se puede probar el delito de maltrato animal, por lo que creemos que no volveremos a verlo», relatan desde Modepran.

Para que la situación no se repita, desde Modepran se pide «que se entre en esta zona de la que nos han llegado perros que han participado en peleas y más animales. No puede ser que se dejen animales en ese estado visiblemente de maltrato. Verlos así parte el alma a cualquiera».