La biblioteca de Viveros tendrá cámaras por el vandalismo

P. M.

valencia. La agencia de lectura de Trinitat, en el jardín de Viveros y recayente a la calle Pintor Genaro Lahuerta, lleva camino de convertirse en la biblioteca municipal más protegida, además de batir el récord de retraso en la ejecución de obras. El proyecto comenzó su ejecución en 2009, aunque tras acabar el equipamiento no se pudo abrir por la demora en el derribo del antiguo zoológico. El Consistorio tuvo que reconstruir el inmueble por los continuos actos de saqueo y ocupaciones ilegales, a lo que se sumaron dos incendios las pasadas Fallas que dejaron todo arrasado.

La solución ha sido la colocación de cámaras de vigilancia y alarmas en el recinto, según desveló ayer la concejala de Acción Cultural, María Oliver, quien visitó la recta final de las obras. La previsión es que la agencia de lectura se abra en enero.

«Cuando empezamos a gestionar las bibliotecas municipales nos impusimos el objetivo de transformarlas, para que pasaran de ser cementerios de libros a dinamizadores culturales de los barrios. Para alcanzar este objetivo, las hemos llenado de actividades y hemos dado un enfoque más interactivo, con especial atención en el público infantil», explicó Oliver sobre una estrategia a la que se sumará la nueva dotación pública. Las obras están prácticamente acabadas y el acceso de los usuarios ya es posible por la reurbanización de esta parte de Viveros.

El número de personas que visitan las bibliotecas se ha incrementado los últimos años: en 2017 fue de un 9,28% respecto al año anterior hasta elevar a 80.000 las personas con carnet de usuario. En cuanto a la agencia de Viveros, la previsión es que tenga el mismo horario que el resto de las municipales, la margen de lo dispuesto para los jardines protegidos.

 

Fotos

Vídeos