Barcelona decomisa los aparatos de alquiler en la calle al tener ya ordenanza

P. M.

valencia. La Guardia Urbana de Barcelona ha retirado varios patinetes eléctricos que una empresa ha repartido por la ciudad para que sean alquilados a través de una aplicación de teléfono móvil porque la actividad incumple la ordenanza de vehículos de movilidad personal, según informó ayer la agencia Efe. La normativa que regula la circulación de estos vehículos a motor, algo con lo que no cuenta Valencia, ha permitido a los agentes retirar los aparatos eléctricos.

La empresa alemana Bike Mobility había repartido, sin informar al Consistorio, un centenar de patinetes eléctricos por la ciudad que se pueden desbloquear mediante una aplicación de móvil. El mismo sistema que en el cap i casal y el mismo procedimiento, dado que también se produjo una comunicación de la actividad, sin requerir ninguna autorización previa.

Según explicó una portavoz municipal, esta iniciativa de patinete eléctrico compartido, que se puede coger y dejar en cualquier lugar de la ciudad, vulnera la ordenanza, al establecer la normativa que sólo se podrán alquilar este tipo de vehículos eléctricos cuando vayan acompañados por un guía, y hace obligatorio el uso del casco, cosa que tampoco pueden garantizar los aparatos retirados. Además, se establece que las firmas de alquiler deben comprobar que la persona usuaria está en condiciones de usarla, cosa que también incumple la iniciativa de la firma alemana.

Fotos

Vídeos