El Ayuntamiento de Valencia rechazará hoy las alegaciones de la empresa de las paellas

Miles de personas, en un concierto del festival el viernes. / manuel molines
Miles de personas, en un concierto del festival el viernes. / manuel molines

La resolución está pendiente de un informe de la Asesoría Jurídica Municipal para certificar el dictamen de los técnicos

ÁLEX SERRANO

valencia. El Ayuntamiento de Valencia denegará hoy, tal como ha podido saber LAS PROVINCIAS, el permiso de las paellas universitarias que se celebraron el pasado viernes. Lo hará de manera definitiva y tras las alegaciones presentadas por la empresa organizadora el pasado viernes, a apenas dos horas de que comenzara el festival en La Punta.

Tal como indican fuentes conocedoras del estado del expediente, falta un informe de la Asesoría Jurídica Municipal, que quedó pendiente el viernes cuando los técnicos de Espacio Público resolvieron. Todo parece indicar que los letrados municipales confirmaran el dictamen de la concejalía que dirige Carlos Galiana y se denegarán así las alegaciones presentadas 'in extremis' por la empresa organizadora.

El jueves, el Consistorio denegó el permiso. Lo hizo tras analizar la documentación presentada por la empresa organizadora. Los técnicos municipales pusieron como razones para denegar la autorización la cercanía con las vías del tren, dado que en 2016 ya hubo que suspender o retrasar varios trenes por la presencia de asistentes al festival en las vías. Además, valoraron que el entorno del Multiespai está lleno de huerta protegida, que podría verse afectada por la presencia del masivo encuentro de 25.000 jóvenes. Este diario comprobó el mismo viernes que hubo grupos de personas que hicieron botellón en algunos de los campos del entorno del Camí dels Rochs, que une el bulevar sur con el Camí del Caminot, principal entrada al Multiespai. El otro motivo que adujeron los técnicos del Consistorio era que se preveía que iban a superarse los límites permitidos de ruido.

Algo que finalmente sí ocurrió, con picos con hasta 90 decibelios por encima de los autorizados. Por este motivo, y por desobediencia, la Policía Local de Valencia denunció a los organizadores ante los tribunales. Esa denuncia seguirá su curso después de que el Ayuntamiento deniegue hoy las alegaciones presentadas por la empresa. Además, FACUA ha llevado a la entidad organizadora a la Generalitat por vender entradas sin tener permiso ni autorización municipal. Por no tener la empresa no tenía ni ubicación: de Moncada se trasladó a Valencia en un par de días.

Sobre este texto, que entró al Consistorio el viernes a primera hora (a apenas dos del inicio del evento y con miles de personas convocadas en La Punta por los organizadores), se sabe poco o nada. Fuentes de la empresa encargada del festival se limitaron a apuntar, el viernes, un «por ejemplo» a la pregunta de si se había reforzado la seguridad en torno a las vías del tren al pasar de 200 a 300 agentes de seguridad. No quisieron desvelar cómo se había alegado, dado que ni la huerta ni las vías habían cambiado de sitio del jueves al viernes. Ese era, por cierto, el motivo que aducían desde la organización para preguntarse por qué se había denegado un permiso que en 2015 y en 2016 se dio sin ningún problema añadido.