El Ayuntamiento de Valencia rechaza debatir en el pleno la retirada del mural contra la sentencia de Alsasua

El Ayuntamiento de Valencia rechaza debatir en el pleno la retirada del mural contra la sentencia de Alsasua
CONSUELO CHAMBÓ

Ha argumentado la ausencia de la urgencia en que el mural original del artista Elías Taño ya no existe y ya se ha tomado la decisión de limpiarlo

EFEValencia

El Ayuntamiento de Valencia ha rechazado la urgencia para incluir en el pleno de este jueves una moción del grupo municipal Ciudadanos (Cs) en la que se pedía eliminar el mural contra la sentencia de Alsasua pintado en el muro de Jesuitas y reclamaba al alcalde, Joan Ribó, que pidiera perdón a las víctimas, y por lo tanto ni siquiera se ha debatido.

Los votos del equipo de Gobierno -Compromís, PSPV y València en Comú-, que ha argumentado la ausencia de la urgencia, en que el mural original del artista Elías Taño ya no existe y ya se ha tomado la decisión de limpiarlo, han tumbado la iniciativa de Ciudadanos, que ha contado con el apoyo del grupo municipal popular.

El portavoz del Ciudadanos, Fernando Giner, ha reprochado que la decisión de permitir ese mural «ha creado conflictividad y enfrentamiento» entre la ciudadanía y ha explicado que su moción pedía, además de que desaparezca el mural, el reconocimiento expreso a las víctimas y que se acepte la sentencia, además de que Ribó pidiera perdón a las víctimas

También ha lamentado que este caso haya levantado tanta «atención mediática» y su compañera de grupo, María Dolores Jiménez, ha considerado «muy grave» lo que ha ocurrido y ha defendido la urgencia en que «no se puede permitir que vuelva a ocurrir» una situación parecida.

El concejal del PP, Alfonso Novo, ha compartido la necesidad de incluir la moción de urgencia y ha asegurado que «no debían haber permitido» que se pintara ese muro, que se ha convertido «en un horroroso escaparate de indecencia e indigencia intelectual».

Ha reprochado al equipo de gobierno que haya «dado cariño a expresiones filoterroristas» y ha indicado que «no deberían ser cómplices de esta acción de quienes reivindican, apalean, amedrantan e insultan a guardias civiles y sus parejas y creo que deberían aprovechar para pedir disculpas».

Además, el edil ha acusado a la concejala Pilar Soriano de «mentir» por asegurarles que no había un expediente sobre la autorización de pintar el muro ubicado al final de la Gran Vía Fernando el Católico cuando en «apenas seis días se inició el expediente, se firmó la resolución y se notificó».

La concejal de Parques y Jardines, Pilar Soriano, ha argumentado que el gobierno local haya votado en contra de la urgencia, en el hecho de que «el mural de Elías Taño ya no existe» porque encima hay otras capas de pintura de gente que ha intentado borrarlo.

Ha defendido que el consistorio no ejerce la «censura previa para controlar lo que un artista quiere expresar» sino que vela por la ausencia de mensajes ofensivos, homófobos o que inciten al odio «una vez producidos pero nunca de manera preventiva».

«El muro será limpiado que es lo que pasa con los muros cuando se ensucian», ha apuntado y ha sentenciado: «El mural original no está y como se va a limpiar no hay urgencia que de pie a la moción».

Más noticias

 

Fotos

Vídeos