El Ayuntamiento de Valencia desbloquea la rehabilitación de las alquerías aisladas por la V-30

Varias de las construcciones que podrán rehabilitarse. / v. martínez
Varias de las construcciones que podrán rehabilitarse. / v. martínez

MAR GUADALAJARAVALENCIA.

Las 24 alquerías de más de dos siglos de antigüedad que quedaron encajonadas en la V-30, en suelo no urbanizable de San Isidro, podrán ser rehabilitadas. Tras las continuas demandas de licencias, los propietarios podrán acogerse a la norma transitoria del Plan General que ha aprobado la Comisión de Urbanismo.

Se trata de un antiguo núcleo rural con alquerías y construcciones tradicionales valencianas que datan de entre los siglos XVII y XIX. Con el paso del tiempo quedaron aisladas y el deterioro ha ido en aumento, sin posibilidad de hacer obras de mantenimiento. Posteriormente, el conjunto se incluyó en el catálogo de protección de patrimonio histórico y actualmente está protegido como Bien de Relevancia Local.

Fue uno de los propietarios quien, tras denegársele la rehabilitación, pidió al Ayuntamiento una modificación de la norma del Plan General, según el presidente de la Asociación de Vecinos de San Isidro, José Luis Ceballos, quien señaló que «era necesario el cambio para poder otorgar licencias» y lamentó que la cuestión lleve seis años «enquistada». La regidora de Renovación Urbana, Sandra Gómez, dijo que se trata de «una solución urgente» para «favorecer que estas personas vivan en condiciones de habitabilidad».