El Ayuntamiento toma posesión de la lonja y de la casa dels bous del Cabanyal

Cambio de cerradura en el edificio de la lonja del Cabanyal. / lp
Cambio de cerradura en el edificio de la lonja del Cabanyal. / lp

Patrimonio cambia la cerradura de los edificios y la Marina Auxiliante se muestra en contra de la extinción de la concesión e irá a los juzgados

LOLA SORIANO VALENCIA.

Las puertas de acceso a la lonja del Cabanyal, a la casa dels bous y a la zona de teñidores cuentan desde ayer con nuevas llaves y es que el Ayuntamiento de Valencia tomó por la tarde posesión de estos edificios situados en la calle Eugenia Viñes, a escasos metros de la playa y del paseo marítimo.

Por la mañana ya se desplazaron a la zona responsables del área de Patrimonio en el Ayuntamiento, para ver el estado de los edificios y por la tarde enviaron a unos cerrajeros para hacer efectivo el cambio de las cerraduras.

La concejalía de Patrimonio que dirige María Oliver ya venía trabajando desde principio de legislatura para conseguir estas propiedades, ya que se trataba de una concesión que el Consistorio considera ya caducada desde 2007. Por su parte, la Marina Auxiliante colectivo de patronos de barca que tenían hasta ahora la concesión del suelo donde se levanta la lonja, la casa dels bous y la zona de teñidores no están de acuerdo con la decisión. El colectivo que preside Melchor Gallart argumenta que «fue una concesión del rey Alfonso XII entre 1907 y 1908. Entonces se otorgó por plazo ilimitado y fue en 1964 cuando cambió la ley y se establece el límite máximo de concesión en 99 años. Por lo tanto, para nosotros el tiempo debería de contar desde esa fecha».

La Marina Auxiliar no entregó ayer las llaves al Consistorio para mostrar su disconformidad con la decisión y, como ya han agotado la vía administrativa, aseguran que ahora van a abrir la vía judicial. De hecho, anuncian que presentarán un recurso contencioso para reivindicar la vigencia de la concesión.

Los concesionarios aseguran que hubieran preferido que el Consistorio no actuara «y esperaran a que se resuelva el contencioso por los posibles perjuicios que puedan causar», pero el Ayuntamiento ya aprobó en junta de gobierno de julio de 2016 que las licencias estaban caducadas y ha intervenido una vez terminados todos los procesos administrativos. «El Ayuntamiento ha tomado posesión de manera unilateral, sin nuestra entrega voluntaria», alegan.

En el caso de la lonja, edificio construido en 1904 por el arquitecto Juan Bautista Gosálvez -que se usaba para vender pescado y que llegó a ser hospital de campaña durante la guerra de Cuba- Patrimonio actuará en las fachadas y la cubierta y en el patio interior donde eliminará elementos añadidos por los vecinos residentes en las casas que completan el edificio.

Precisamente ayer el equipo de arquitectos ganadores del concurso por invitación para la rehabilitación del espacio, Vetges Tu i Mediterrania, también visitaron ayer la zona para seguir con los estudios.

La reforma se hará con fondos europeos del Plan Edusi y costará al menos 900.000 euros. En el patio interior se barajó hacer una zona expositiva y se mantendrán las viviendas que se negocia ahora en régimen de alquiler. Precisamente desde la Marina Auxiliante lamentan que «desde octubre estamos pidiendo por urgencia que nos dejen arreglar la cubierta porque hay tejas que corren peligro de caer y no nos han contestado. Si hubiera causado algún daño material o personal, veríamos qué hubiera pasado».

En cuanto a la vecina casa dels bous, donde se guardaban los bueyes que sacaban las barcas del mar, el Ayuntamiento quiere hacer una subsede de un futuro museo del mar.

Fotos

Vídeos