El Ayuntamiento quiere construir cerca de un millar de viviendas en el Cabanyal

Estación del Cabanyal, donde se redistribuirá el tráfico. / josé Marín
Estación del Cabanyal, donde se redistribuirá el tráfico. / josé Marín

Sarrià estudia con Movilidad redistribuir el tráfico por delante de la estación de tren para eliminar la rotonda y crear una zona verde

LOLA SORIANO VALENCIA.

El Ayuntamiento de Valencia quiere construir cerca de un millar de viviendas en el Cabanyal. Los redactores del Plan Especial del Cabanyal, proyectan una horquilla de entre 700 y 800 viviendas que se incluirían en cinco unidades de ejecución, si bien desde el Consistorio explicaron que son cifras que hay que concretar y, por eso, ayer en la presentación a los representantes vecinales dieron una primera aproximación con 650 viviendas. Además hay que añadir 200 más que serían una oferta de alquiler limitada a determinados colectivos.

La mayoría de viviendas se contemplan en unidades de ejecución. El equipo de arquitectos que está estudiando el plan -formado por Gerardo Roger, Luis Casado y Tato Herrero- ha diseñado una primera unidad con 208 viviendas en el paseo de Neptuno (Pai de las piscinas), que sería frente a Las Arenas. Una segunda unidad iría en el Clot, junto al edificio de portuarios, donde se crearán 133 viviendas. En una tercera unidad, a espaldas de la calle Doctor Lluch, entre la calle Astilleros y el cuartel de la Guardia Civil, se han previsto algo más de 188 viviendas (con entre cuatro y seis alturas) y otras 200 en cuatro Planes de Actuaciones Integradas (PAIs) y dos Programas de Actuación Aislados en la zona de Beteró y Ayora.

El 60% de estas viviendas serían de protección pública y el 40% de renta libre. A estas cifras, como explica el arquitecto Luis Casado, hay que unir 200 viviendas dotacionales que serían públicas, destinadas al alquiler, y dirigidas a personas mayores de 65 años; menores de 35 años y colectivos como mujeres víctimas de la violencia de género.

El número de viviendas ha ido variando durante la elaboración del plan. En principio se cuantificó en 1.500, pero se contabilizaban 500 en la trama urbana de la 'zona cero' y el resto del barrio, unos números que ahora no se recogen. Luego se calculó que las viviendas de las unidades de ejecución podrían ser 900 y luego pasaron a 740 y ahora se incluyen 200 viviendas dotacionales.

En Los Naranjos, junto al hospital Valencia al mar se ha grafiado una unidad «que combinará el uso residencial y terciario por estar cerca de las zonas universitarias», según el arquitecto Luis Casado.

En la reunión del concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, dejó claro que se han redistribuido las edificaciones previstas junto al parque de Doctor Lluch, una rectificación que ya se acordó por la protesta de los representantes vecinales que no querían perder zona verde.

«La edificación se situará en los solares adyacentes, con lo que se respetará la superficie del jardín», según Sarrià. El edil dijo que se prevé la «remodelación del jardín y se sustituirán los muros por taludes para mejorar la accesibilidad».

Otra novedad es que quieren conseguir una unión más amable de la avenida de Blasco Ibáñez con el Cabanyal y, para ello, plantean que la estación de tren deje de estar en una rotonda. Sarrià indicó que están trabajando con Movilidad «para reorganizar el espacio». Todo el tráfico se redirigiría por delante de la estación, junto a Blasco Ibáñez, con otra pequeña rotonda, y en la parte posterior, entre Serrería y la calle Juan Mercader, se generará una plaza con zona verde, probablemente con paradas de taxi y EMT.

Este plan recoge la reserva de seis aparcamientos en altura para entre 1.000 y 1.200 plazas, algunos irán en solares municipales y otros habría que adquirirlos. Se ubicarán en la avenida de Los Naranjos, en Serrería y cerca de Justo Vilar.

Acogida vecinal

Faustino Villora, representante de Salvem el Cabanyal, hizo un análisis positivo de los datos. «Primero porque respetan las instalaciones deportivas, tal como reivindicamos. Además, el número de viviendas en las unidades de ejecución disminuye y se crean casas dotacionales que serán parque público». También consideró positivo la construcción de más de un millar de plazas de aparcamiento en altura y plantean una buena solución para la estación del Cabanyal, al crear una zona ajardinada». Y añadió que «el equipo redactor está cumpliendo con la temporalización del plan».

Sobre los plazos, el equipo redactor presentará el documento de la propuesta en septiembre. Luego se hará la evaluación ambiental y se hará una exposición pública de 45 días. El objetivo es que se lleve a aprobación provisional en el Ayuntamiento antes de finalizar la legislatura y faltaría la aprobación definitiva de la conselleria de Vivienda.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos