El Ayuntamiento de Valencia fuerza la venta de 46 solares y edificios al no iniciar obras los dueños

Solar abandonado en Valencia. /Damián Torres
Solar abandonado en Valencia. / Damián Torres

El registro municipal acumula 192 propiedades en distintas fases para obligar a la edificación, sobre todo en el centro histórico de Valencia

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

Un total de 46 propiedades privadas en Valencia, entre solares y edificios pendientes de rehabilitar, están en el mercado para su posible venta forzosa gracias al llamado registro de solares, una herramienta que dispone el Ayuntamiento para obligar a la edificación, sobre todo en barrios consolidados.

El registro requiere una tramitación compleja. Fuentes de la concejalía de Renovación Urbana distinguieron entre las propiedades donde existe una orden de ejecución en vigor de aquellas que se encuentran en régimen de edificación o rehabilitación forzosa.

En el primero de los casos hay un plazo todavía para la empresa propietaria solicite la licencia, mientras que en el segundo directamente se puede forzar la venta. Sea como sea, el Consistorio tiene entre las fases iniciales y las citadas 46 propiedades un total de 192 inmuebles y solares que acabarán en otras manos a no ser que sus dueños soliciten la licencia de obras. El plazo antes de acabar en el registro desde el primer aviso es amplio al llegar a seis años.

El plazo es de seis años desde el primer aviso hasta que deben estar ya en trámites los permisos

Para evitar la picaresca de una solicitud que cayera en la nada, hace unos pocos años se aprobó una modificación, de tal manera que las compañías deben depositar una cantidad de dinero en el Ayuntamiento, a modo de garantía de que luego desarrollarán las obras.

En el centro histórico, según el Plan de Ciutat Vella, hay 101 parcelas vacantes para edificar. De todas ellas, sólo 36 son susceptibles de inclusión en el registro de solares, indicaron las mismas fuentes. El resto se encuentran en unidades de ejecución, son inedificables, tienen licencia en trámite o están afectados por la tramitación del propio plan, aún en tramitación.

Sobre las 36 parcelas vacantes «se están llevando actuaciones que consisten básicamente en una primera fase de análisis administrativo en relación con la existencia de licencia, caducidad, orden de ejecución, etc.», añadieron. En segundo lugar se realiza un informe técnico para determinar si la parcela es edificable, para acabar por último con una investigación en el Registro de la Propiedad. «Con toda esa información se inicia el expediente de registro de solares con orden de edificación», precisaron. En el registro del centro histórico hay ya cuatro edificios catalogados y 19 solares.

El mayor éxito de esta herramienta es que no se llegue a realizar la operación de venta

El éxito de esta herramienta es, precisaron, que «estas parcelas no lleguen a inscribirse, puesto que significaría que el propietario ha solicitado licencia. En caso de no hacerlo es cuando se da ese paso. En tres de ellos ya tienen licencia solicitada. El resto están en diferentes fases del procedimiento».

La novedad que se introdujo es que ahora cuando el propietario pide licencia debe ingresar un porcentaje del coste de la obra como garantía. Respecto al resto de la ciudad, hay más de 141 solares en estudio y 23 ya en el registro. Conforme se estudian las zonas se incluyen más parcelas. Ya han solicitado licencia 15 y se les ha dictado orden de edificación a 28. En cuanto a edificios a rehabilitar, hay 15 en estudio, la misma cantidad en los que se ha declarado el incumplimiento del deber de rehabilitar, y uno que ya ha solicitado la licencia.