El Ayuntamiento dice que el acceso norte no tendrá ayudas europeas

Obras en la ampliación norte del puerto. / damián torres
Obras en la ampliación norte del puerto. / damián torres

Ribó afirma que sólo el túnel ferroviario podrá acogerse a subvenciones, mientras el Puerto evita entrar en polémica y señala que contempla todas las alternativas en las obras

N. V./P. M.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, alertó ayer del riesgo de que la construcción del acceso norte al puerto, en caso de que sea para camiones, no cuente con las ayudas que la Unión Europea dedica a este tipo de infraestructuras. El primer edil ha pedido que la conexión entre los muelles y la V-21 se haga mediante un túnel sólo ferroviario.

«Os quiero decir una cosa que no he dicho hasta ahora», señaló en una visita a la piscina de agua de mar de la Marina. Ribó argumentó que «si nosotros planteamos una solución ferroviaria de los problemas de movilidad del puerto, que los hay, es cierto, esta solución podrá ser financiada por la Unión Europea. Si planteamos una solución en base a camiones, la tendremos que financiar los españoles y los valencianos, porque no encontraremos ni un duro de inversión a nivel europeo que potencie el tren».

La afirmación no quiso ser contestada desde la Autoridad Portuaria, que financia todas las obras, como las que ahora están en marcha en la ampliación norte, aunque fuentes de la entidad señalaron que «el Puerto siempre contempla todas las alternativas para financiar sus proyectos para que sean lo más eficientes».

La construcción de un acceso norte para camiones ha sido puesta sobre la mesa de nuevo por la institución, después de anunciar el pasado enero la firma de un protocolo con la Generalitat para impulsar este proyecto. La empresa estatal Ineco ha recibido ya el encargo para realizar un estudio de viabilidad y que contemple todas las posibilidades, siendo la última opción conocida la construcción de un túnel submarino (subterráneo por debajo del lecho marino) con una inversión estimada en 400 millones y donde se quiere evitar un rodeo de hasta 40 kilómetros para los conductores que llegan o se dirigen desde los muelles a la parte norte de Valencia.

«Es verdad que el ferrocarril no puede llegar a la puerta de las empresas, pero no necesariamente los camiones tienen que entrar en cualquier sitio. En muchos puertos europeos se está planteando, en estos momentos hacer una estación intermodal donde la salida del puerto sea a través de tren. Y, evidentemente, que los camiones vayan a una estación intermodal es la solución que nosotros proponemos», reiteró el alcalde, quien precisó que «en esa estación intermodal se carguen para llegar a las industrias».

El conseller de Obras Públicas, Arcadi España, apoyó hace escasas fechas la inclusión de la idea de un túnel ferroviario en el estudio de viabilidad, aunque no concretó si de manera excluyente al de camiones, es decir, sólo con un modo de transporte. Fuentes de su departamento precisaron ayer al respecto que «se estudie la posibilidad del acceso ferroviario norte, pero igualmente que se estudien todas las alternativas posibles y viables. Y si existe cualquier otra opción, que se busque la mejor solución desde el ámbito económico y medioambiental».