El Ayuntamiento delega en el Consell las sanciones por el festival de paellas

Participantes en el macrofestival de La Punta. / damián torres
Participantes en el macrofestival de La Punta. / damián torres

El Consistorio estudia presentar una nueva denuncia en el juzgado tras las diligencias por vía penal de la Policía Local

P. M.

valencia. El gobierno municipal ha decidido remitir a la Generalitat todo el expediente abierto por la más que probable sanción a la empresa organizadora de las paellas universitarias en La Punta la pasada semana. Así lo indicaron ayer fuentes conocedoras del proceso, al alegar que se pretende concentrar todo el caso en la institución con la competencia de dictaminar hasta una sanción muy grave.

El servicio de Actividades tiene listo ya el expediente para su aprobación este jueves en la junta de gobierno local. En el mismo se rechazan las alegaciones presentadas por la empresa del macrofestival, que reunió a 20.000 jóvenes en una gran explanada de La Punta pese a no contar con el permiso expreso del Consistorio. Hasta la semana próxima, la Agencia Valenciana de Emergencias, gestora de los espectáculos públicos en la Comunitat, no podrá por lo tanto estudiar la propuesta para emitir su fallo.

Se da la circunstancia de que el Ayuntamiento tendrá esas competencias delegadas dentro de escasas fechas (ayer mismo se firmó el convenio), aunque todavía no está operativo. De ahí el envío de la propuesta de sanción. Actividades ha dictaminado que la empresa no tuvo en cuenta el riesgo por la cercanía de un tendido ferroviario, así como la ausencia de un informe de contaminación acústica y tampoco tener en cuenta que se trataba de un espacio protegido de huerta.

La horquilla de la multa es muy grande y puede ir desde los 30.000 hasta los 600.000 euros

Este expediente administrativo tiene una horquilla de sanción muy grande, de 30.000 a 600.000 euros, dependiendo por ejemplo de si se considera que la celebración de la fiesta se realizó sin permiso o que la empresa lo hizo a sabiendas del rechazo del Consistorio. El artículo 54 de la Ley de Espectáculos especifica todas las sanciones, cuyo tope se encuentra en la prohibición de organizar otro evento a la empresas hasta diez años.

Este expediente será paralelo a la denuncia interpuesta en el juzgado por la Policía Local, unas diligencias según estimaron otras fuentes, por vía penal antes un posible delito de desobediencia por llevar a cabo la actividad, pese a ser advertida la empresa de que no debía hacerlo al carecer de licencia. En cuanto a la parte administrativa, el documento redactado por los agentes habla de una infracción muy grave por ejercer la actividad sin autorización y por sonometrías, ya que se alcanzaron picos de más de 90 decibelios.

El macrofestival se celebró en la pedanía cercana a la Ciudad de las Ciencias tras el rechazo del Ayuntamiento de Moncada a acoger el evento. La empresa manejó los plazos de tal manera que unas horas antes de la fiesta entregó más documentación en el Consistorio. Pese a esa circunstancia, la concejalía de Actividades ha desestimado estos argumentos.

Por otro lado, el servicio jurídico municipal estudia la presentación de una denuncia en el juzgado, a la que se sumarían las diligencias abiertas por la Policía Local. La previsión es que la decisión se tome también en la junta de gobierno de este jueves, aunque no está confirmado. La asociación de vecinos de La Punta rechazó el macrofestival por los ruidos y la basura que se acumuló en el entorno del recinto.