Ribó subirá el recibo del agua en Valencia pese a arrastrar impagos de 226 millones

Agua del grifo. /AFP
Agua del grifo. / AFP

El IBI, las multas de tráfico y el Impuesto de Vehículos encabezan la morosidad con las arcas municipales

PACO MORENOVALENCIA.

La subida de la tasa del alcantarillado para financiar parte de la ampliación de colectores y la red de saneamiento de Valencia ha sido una de las primeras decisiones del nuevo gobierno municipal, al igual que la reivindicación de un pago de los turistas por su estancia en el cap i casal. Las dos medidas fiscales puestas sobre la mesa contrastan con el estado de los ingresos del Ayuntamiento, donde sólo en el apartado de años anteriores hay pendientes de ingreso 226 millones.

Ese es uno de los datos que aparecen en el estado de ejecución del presupuesto municipal a 31 de julio, donde la demora en la recaudación se amplía hasta 2001. De aquel ejercicio, a modo de anécdota, deben llegar a las arcas municipales un total de 347.599 euros.

Conforme se acerca el año al actual la cantidad aumenta, como es lógico. De 2018, restan por ingresar 34,62 millones de euros, con algunos apartados muy llamativos. Por ejemplo, de los últimos 18 años hay 56,71 millones de euros del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Las sanciones de circulación prescriben a los cuatro años en perjuicio del Consistorio

La cifra contrasta con el intento del gobierno municipal desde hace tres años en cobrar a las entidades, principalmente religiosas, que se acogen a la Ley de Mecenazgo. Tan lejos como este jueves, el alcalde Joan Ribó pidió al Gobierno una modificación de la normativa. La previsión del Consistorio es que esto genere una recaudación de dos millones de euros al año.

Las multas de tráfico compiten con el anterior impuesto en convertirse en la morosidad más grande que sufre el Ayuntamiento. Así, en el documento se señala que ascienden a 56,78 millones de euros en el mismo periodo, aunque en este caso se da la circunstancia de que las sanciones prescriben a los cuatro años del inicio de la tramitación. Por esta razón, la concejalía de Hacienda se centra en intentar cobrar los boletines más atrasados, antes de que se produzca la anulación del cobro por este motivo. Pese a que pueden registrarse altibajos, lo normal es que se ingrese uno de cada tres euros del total de la Policía Local en el ejercicio corriente.

La tasa de alcantarillado se cobra a través del recibo del agua, que es bimensual, por lo que los técnicos estiman que el incremento será de unos dos euros en cada uno, a falta de un informe definitivo. Esto es necesario para tramitar un préstamo de 80 millones de euros en el Banco Europeo de Inversiones, con el que acometer la ampliación de la red de colectores.

La medida ha sido rechazada tanto por el Partido Popular como por Ciudadanos, que ya hablan de 'tasazo' del gobierno municipal. La medida debe ser aprobada con las ordenanzas fiscales de 2020, un trámite previo a los Presupuestos municipales, con el fin de tener en cuenta los nuevos ingresos. La documentación servirá para convencer a la entidad bancaria de la devolución del préstamo para unas obras que se han previsto hasta 2035.

Otros apartados de los ingresos pendientes por el Consistorio corresponden a las transferencias de la Generalitat, donde la suma alcanza 1,4 millones de euros, una cantidad similar a la que adeuda el Gobierno. Fuentes municipales señalaron que en los últimos años se ha reducido la primera, aunque ha sido notoria la demora en partidas como las referidas a Servicios Sociales.

El Ayuntamiento también tiene un agujero con las tasas que cobra por la ocupación del espacio público, tanto por las terrazas de los bares como por otros conceptos. Figuran partidas como una de 4,6 millones de euros y otra de 2,3 millones. Se trata de uno de los ingresos que han se han incrementado los últimos ejercicios por la eclosión del sector turístico y de la hostelería, aunque el reverso es que la morosidad crece también para las arcas municipales. En el último recuento, el número de negocios con terraza superaba los 2.600 establecimientos, mientras que también se cobra por eventos y otras actividades.

Temas

Ibi