Alumnos de la UPV dan una nueva vida a la barraca

La iniciativa de casi medio centenar de estudiantes prevé que la vivienda sea más sostenible y eficiente Competirán con su proyecto en un concurso europeo

EFE

valencia. Un grupo de 46 estudiantes de distintos grados de la Universitat Politècnica de València (UPV) han dado una «segunda vida» a la tradicional barraca valenciana, más sostenible y eficiente, con vistas a adaptarse a las nuevas necesidades de la huerta, y con la competirán en el certamen Solar Decathlon Europa que se celebrará el día 26 en Hungría.

Se trata de una vivienda de 80 metros cuadrados y 7 metros de altura, totalmente autosuficiente, en cuyo diseño, desarrollo y construcción han trabajado durante dos años, y con la que aspiran a ganar el certamen internacional, el más importante a nivel mundial de viviendas sostenibles y eficientes.

El proyecto, denominado Azalea, fue presentado ayer al alcalde en funciones de Valencia, Joan Ribó, y al rector de la UPV, Francisco Mora.

Los organizadores del concurso marcaban como condiciones indispensables que la vivienda dispusiera de una instalación fotovoltáica compuesta por un número determinado paneles y una capacidad fija de baterías.

La propuesta que presentarán los estudiantes de la UPV tiene además una «historia detrás», que es la de estas viviendas tradicionales y su relación con el entorno de la huerta, que «enamoró al jurado del concurso», ha explicado la estudiante del Grado en Ingeniería de la Energía y miembro del proyecto, Alina Marín.

Incorpora también detalles para desmarcarse con el resto de proyectos, como un aislante térmico de la vivienda realizado con corcho triturado.