El alcalde destaca la necesidad de la subida de la tasa de alcantarillado

NURIA VALLADOLIDVALENCIA.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, defendió ayer la necesidad de aumentar la tasa de alcantarillado, durante una visita a la Marina de Valencia. Señaló que hace tiempo que el Ayuntamiento empezó a tramitar un préstamo con el Banco Europeo de Inversiones con el que, combinado con este aumento de la tasa, se pretende financiar la renovación de la red de saneamiento y colectores de Valencia, así como hacer frente a problemas derivados de su deterioro.

De entre estas complicaciones, el alcalde hizo referencia a los miles de toneladas de toallitas higiénicas que, entre otros residuos, todavía atascaban el colector norte hace unos meses. Asimismo, Ribó destacó la necesidad de arreglar el final del viejo cauce del río Turia, y apuntó que esta situación requiere de «una inversión muy fuerte».

El alcalde declaró, además, que estas inversiones interesan al gobierno municipal desde hace mucho, pero que fue a partir del tercer año de la legislatura anterior, una vez consiguieron bajar la deuda, cuando se pudieron plantear financiarlas. Por otro lado, el primer edil también defendió que, sin medidas como la subida de la tasa de alcantarillado, es «imposible» solucionar esta clase de problemas y afrontar, tal y como se pretende, acciones como la construcción de depósitos de tormentas o la finalización de la red de saneamiento en la desembocadura del viejo cauce. En total, las inversiones superan los 160 millones de euros.