Cs aboga por una bajada de impuestos al sobrar dinero del presupuesto municipal

Giner, junto al alcalde Joan Ribó en el hemiciclo del Ayuntamiento. / irene marsilla
Giner, junto al alcalde Joan Ribó en el hemiciclo del Ayuntamiento. / irene marsilla

Giner pedirá el próximo mes que el consistorio salga del Plan de Ajuste impuesto por el Gobierno hace seis años debido al aumento de la deuda

S. V. VALENCIA.

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, aseguró ayer que el gobierno municipal «tiene margen para bajar los impuestos y salir del Plan de Ajuste». Por ello, exigirá al alcalde Joan Ribó en septiembre que tome las medidas necesarias para «quitarse el corsé que impuso el Partido Popular en 2012» y proceda a reducir los impuestos a todos los valencianos.

«Le vamos a pedir que aproveche la actual situación para salirse del plan. Aquí hay una realidad. El remanente que tiene el Ayuntamiento, que viene de los impuestos de los valencianos, lo ha utilizado Ribó para contentar a sus socios del tripartito. No son inversiones porque se trata de un reparto de poder», aseguró Giner.

«La subida del Impuesto de Bienes Inmuebles, el catastrazo y la mayor recaudación de Hacienda han dado al Ayuntamiento unos ingresos que no se están convirtiendo en inversiones para los valencianos porque el dinero lo utiliza Ribó para su reparto de poder. En Ciudadanos preferimos bajar los impuestos y que el Consistorio salga del plan», insistió el edil.

El portavoz del segundo grupo de la oposición en el Ayuntamiento señaló que «lo que estamos diciendo es que en lugar de utilizar el dinero de los valencianos para el reparto de poder, que baje los impuestos y que saque al Ayuntamiento del plan de ajuste». Giner recordó por último que «si Ribó no lo hace y los valencianos en mayo de 2019 depositan su confianza en nosotros, lo hará Ciudadanos».

Giner denunció hace unos días la baja ejecución del presupuesto municipal, al indicar que cuando ya han pasado siete meses de este ejercicio, todavía quedan por invertir 130 millones de euros. Señaló que «han pasado siete meses y sólo se han invertido 38 millones mientras ha cobrado casi 80 millones de euros más de los que tenía previstos en impuestos y tasas en lo que va de legislatura».

A su juicio, las inversiones ejecutadas por Ribó «son cada año peores. Tras el séptimo mes del año, en 2016 había pendientes 73.531.230 euros mientras que en 2017 fueron 79.431.131 euros», para destacar entre las obras pendientes los 5,2 millones previstos para adquisición de autobuses de la EMT.

La ejecución del presupuesto municipal se ha convertido en motivo de crítica desde hace años al gobierno municipal, pese al aumento en el capítulo de inversiones. Como se pudo ver en el último informe de gestión por distritos, medio centenar de barrios seguían en el primer semestre sin recibir prácticamente nada en obras.

Como publicó LAS PROVINCIAS, en el barrio del Cabanyal siguen sin tocar 12 millones de euros en obras y equipamientos, prácticamente todo lo que ha dispuesto el Consistorio este año en sus cuentas. De momento se ha acometido una serie de obras de reurbanización con fondos del Plan Confianza, a la espera de poner en marcha proyectos con fondos europeos.

 

Fotos

Vídeos