Los nuevos médicos celebran su fiesta de la orla en Blasco Ibáñez y la playa

Fiesta de la orla Valencia 2017./
Fiesta de la orla Valencia 2017.

El evento empezó ante Medicina y acabó en una conocida sala de fiestas ubicada en la Malvarrosa

LAURA CHIRIVELLA

A las 11 horas se congregaban los primeros estudiantes en las escaleras de la facultad de Medicina y Odontología a la espera de festejar que los alumnos de sexto ya son doctores y que muchos de ellos empiezan ya a prepararse la prueba que determinará su futuro, el MIR. Desde hace varios años, la fiesta de la orla de medicina se ha convertido en una cita obligatoria para los estudiantes universitarios así como en las 'paellas universitarias' de los alumnos de dicha facultad. Sin embargo, cada vez son más los adeptos a este evento, independientemente de los estudios que se cursen.

Acompañados por el sonido de una charanga que tocaba en el interior del edificio, los más madrugadores comenzaban la fiesta en la sede de los alumnos de medicina y odontología para posteriormente continuar con el festejo, hasta bien entrada la noche, en una conocida discoteca de la playa. La sala de fiestas abrió sus puertas a las 13 horas en la que los más rezagados que no se acercaron hasta Blasco Ibáñez también se unieron, aproximadamente a esa hora el edificio de la Universitat de València cerraba sus puertas, invitando al alumnado a proseguir con la fiesta en su otro emplazamiento. En total, se habían vendido unas 5.000 entradas y el horario de máxima afluencia se esperaba de 15 a 20 horas, las "horas punta" en cualquier evento de estas características.

Los anfitriones y encargados de organizar la fiesta son los recién graduados en medicina. Así lo relataba Daniel Cloquell. Esto es lo que se conoce como la fiesta de la orla donde se juntan todos los alumnos de medicina y se celebra que se gradúan los de sexto. A pesar de que recibieron varias advertencias por el jaleo y encontrarse bebiendo a plena luz del día en una concurrida avenida del cap i casal, no se detectaron incidentes reseñables. Intentamos avisar a todo el mundo de que no se puede consumir o dejar bebida en la calle, aunque con tanta gente es complicado que todo el mundo lo cumpla, sentenció. Entre los futuros médicos también se colaron varios grupos de otras carreras como periodismo.