El número dos de Sanidad cuestiona la ubicación del centro previsto en la vieja Fe de Valencia

Instalaciones del antiguo Hospital La Fe de Campanar. :: LP/
Instalaciones del antiguo Hospital La Fe de Campanar. :: LP

El secretario autonómico muestra dudas de que el ambulatorio se haya proyectado «en el sitio más adecuado porque está pegado a la avenida de Campanar»

L. GARCÉS VALENCIA.

El secretario autonómico de Salud Pública, Narcís Vázquez, se refirió el lunes a la ubicación escogida para construir el centro proyectado en las instalaciones de la vieja Fe. Vázquez manifestó durante su comparecencia en la comisión parlamentaria de Sanidad y Consumo que el espacio que se ha reservado para el centro proyectado «no es el sitio más adecuado, tiene problemas de ubicación».

La razón por la que el secretario autonómico mantuvo esta posición es que «se encuentra muy pegado a la avenida de Campanar». Tras su intervención en la comisión, a preguntas de LAS PROVINCIAS reiteró sus consideraciones sobre esta cuestión al señalar: «No sé si es la mejor ubicación». Apuntó que las actuaciones se están estudiando y ofreció su apuesta: «Yo lo desplazaría 20 metros hacia adentro, pero no cabe porque chocaría con el pabellón de enfermería» en tanto que queda «pegado a la verja».

Vázquez recalcó que se está estudiando y que «están los planos hechos» para una iniciativa dirigida a ofrecer asistencia al barrio del antiguo Hospital La Fe. Defendió que se pueden hacer muchas cosas, si bien «el problema es el dinero». El proyecto de la Conselleria de Sanidad, anunciado en noviembre de 2015, contempla la construcción de nuevos servicios en el área del antiguo complejo sanitario en el área que en la actualidad se encuentra libre de edificación y a la que el lunes se refirió Vázquez en sus declaraciones.

El proyecto previsto pasa por el derribo de los pabellones, actuación que requiere el proceso de desamiantado sobre el que también el lunes se pronunció el secretario autonómico. Durante su comparecencia en la comisión consideró que «derribar La Fe es un problema de primera magnitud», dado el cuidado que requiere la retirada del amianto por su elevada toxicidad.

Tras su intervención en la comisión Vázquez señaló a LAS PROVINCIAS que ya «se está quitando amianto, pero tiene que ser muy poco a poco, con una perfección como aeronautas. No sé que presupuesto hay para esto», pero insistió en que se tiene que actuar poco a poco.

Las referencias a La Fe de Campanar durante la comisión llegaron cuando se abordó el futuro del departamento de salud Arnau de Vilanova-Llíria. Ante este asunto el secretario autonómico adelantó que están estudiando la ampliación del departamento de salud de Llíria.

Reversión «sí o sí»

La reversión del Hospital de La Ribera a la gestión directa fue otro de los puntos del orden del día de la comisión parlamentaria del lunes. En este punto el secretario autonómico afirmó que la reversión de la concesión administrativa en el Hospital de Alzira, que gestiona Ribera Salud, «será sí o sí» dentro de un año. Reiteró que la conselleria «tiene la condición de no perder un solo trabajador de la Ribera ni uno solo de los servicios».

Apuntó que «es posible que haya que aumentar» el número de trabajadores, ya que «hay un 20 % menos que en la pública con el mismo ratio de camas». Vázquez se ha manifestado en estos términos durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo de las Corts, donde ha explicado a petición propia y del Grupo Parlamentario Popular y Ciudadanos.

Vázquez recordó que la «hoja de ruta» para el proceso de reversión se comunicó a Ribera Salud y se encuentra en la web de la Generalitat, al tiempo que apuntó que el futuro de los trabajadores se abordará pasado mañana en una reunión entre conselleria y representantes de los trabajadores. Desde el PP la diputada Remedios Yáñez criticó que a estas alturas «la ruta perfecta ni estuvo, ni está ni estará; sí la ruta sectaria y dañina». Aseguró que los trabajadores se sienten «ninguneados». Isaura Navarro, de Compromís, consideró necesario que tras la reversión aumente el número de trabajadores.