Las magas desfilan ante cientos de personas en una exaltación de la II República

Las magas desfilan ante cientos de personas en una exaltación de la II República

El alcalde Joan Ribó no tomó la palabra este año en una cita en la que se interpretó el 'Himno de Riego' desde el balcón del consistorio

Á. MOHORTEValencia

La cabalgata de las Magas de Enero, organizada por la Societat Coral El Micalet, recorrió ayer domingo las calles de Valencia por segundo año consecutivo. El acto conmemora unas fiestas infantiles que en enero de 1937 se celebraron en Valencia como sustituto laico a la Navidad y, concretamente, a la cabalgata de los Reyes Magos, que se suspendió con la Guerra Civil.

Precedidas por varios grupos de danza, dos 'muixerangues', bailes africanos y bolivianos, además de gigantes y cabezudos, las tres mujeres hicieron el recorrido en un coche de caballos desde el Parterre hasta la plaza del Ayuntamiento. Varios de los participantes lucieron carteles, emblemas y sombreros con los colores de la bandera republicana, mientras repartían globos a los niños y acompañaban a los músicos que amenizaban el desfile.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, recibió a las 'magas republicanas' a las puertas del consistorio y subió con ellas al balcón, donde esperaban distintos miembros del equipo de gobierno, representantes de la Societat Coral El Micalet y la maestra republicana e histórica militante comunista Alejandra Soler, de 103 años, que saludaba a los asistentes con el puño en alto.

En esta ocasión, Ribó no tomó la palabra, como sí hizo el año pasado para recordar a las víctimas del bando republicano en la Guerra Civil, rememorar el golpe de estado de 1936 y la capitalidad de Valencia durante el conflicto. Sí lo hizo el presentador del acto, lo que generó un cruce de gritos de «Viva la República» y «Viva España», entre algunos asistentes y una veintena de personas que ondeaban banderas actuales de España y una enseña carlista, que pitaron también las actuaciones folclóricas y los discursos.

El punto culminante del acto, con la salida al balcón de las magas, fue precedido de los sones del 'Himno de Riego', el oficial de España durante la II República. Las tres mujeres, denominadas Libertad, Fraternidad/Sororidad e Igualdad, recordaron en sus alocuciones el papel del gobierno republicano y de Valencia cuando se acogió a niños desplazados durante la Guerra Civil y demandaron solidaridad con los refugiados de hoy, el derecho al ejercicio de la libertad y contra la violencia hacia las mujeres. A los partidos políticos les pidieron que defendieran estos principios.

El acto, íntegramente en valenciano, se cerró con un grito conjunto de las tres mujeres deseando «felicidad, paz y cultura» y el saludo de la maestra Soler, que antecedió a una nueva interpretación del himno de la República y el 'Cant dels Maulets', de Al Tall, repetido en varias ocasiones en la cabalgata.

Aunque no se produjeron intervenciones por parte de la policía, uno de los responsables de los manifestantes críticos al acto denunció a primera hora de la tarde el robo de «100 euros y un bonobús», de lo que acusó a un partidario del acto.