Oleada de robos en pisos de Valencia

Cuñas de papel utilizadas por los ladrones de viviendas. /
Cuñas de papel utilizadas por los ladrones de viviendas.

La policía alerta sobre los métodos que utilizan los ladrones para desvalijar casas

JAVIER MARTÍNEZValencia

Una oleada de robos en viviendas mantiene en alerta a la policía de Valencia desde hace varios días. Los ladrones acceden a los pisos en muchas ocasiones sin causar daños en las puertas, de noche o a plena luz del día y con varios métodos. Los delincuentes aprovechan el éxodo estival para actuar con menor riesgo de ser descubiertos, y algunos de los vecinos afectados, según fuentes policiales, no descubren que su domicilio ha sido desvalijado hasta que regresan a casa tras finalizar sus vacaciones.

Bandas organizadas envían a grupos de cuatro o cinco mujeres en autobús o tren hasta Valencia. Una vez en la ciudad, las ladronas se distribuyen las calles más céntricas y empiezan su jornada delictiva. Llaman al timbre de los pisos para asegurarse de que no hay nadie dentro y entran a robar con el método del resbalón, que consiste en introducir una tarjeta o un trozo de plástico de una botella por la junta de la puerta para abrirla tras mover el pestillo. Por ello, la policía aconseja dar varias vueltas a la llave para evitar esta fácil apertura.

Los delincuentes perfeccionan cada vez más sus métodos y no dejan señales de violencia tras utilizar utensilios de cerrajería. La puerta queda totalmente intacta, pero desvalijan el piso en pocos segundos. En estos robos exprés se llevan dinero, joyas o móviles, aprovechando por ejemplo los recados matinales de sus moradores.

También colocan pequeñas cuñas de cartón o plástico en las rendijas de las puertas y vuelven al día siguiente para comprobar si continúan en el mismo sitio. Esto indicaría que los moradores están de vacaciones porque la puerta no se ha abierto, pero si el diminuto trozo de papel está en el suelo la casa estaría habitada y entonces eligen otra para robar.

El método del escalo es otro de los más utilizados en verano. Los ladrones trepan por las fachadas de los edificios y se cuelan por ventanas abiertas, como intentaron en la madrugada del pasado miércoles un grupo de jóvenes en la calle Poeta Altet de Valencia. La rápida actuación de dos policías nacionales de paisano posibilitó la detención de los cuatro individuos: un español, un rumano, un hondureño y un colombiano con edades comprendidas entre los 18 y 26 años. Uno de ellos fue sorprendido cuando escalaba por una tubería. Los otros tres jóvenes vigilaban en dos esquinas para avisar a su compinche si llegaba la policía. Los agentes de paisano pidieron el apoyo de dos patrullas y detuvieron a los presuntos ladrones.

El pasado viernes, la Policía Nacional arrestó a tres mujeres croatas que intentaban robar, presuntamente, en pisos del distrito de Tránsitos. Eran las cinco y media de la tarde. Un vecino llamó al 091 al ver cómo dos de ellas llamaban a los timbres de las casas mientras otra vigilaba. Las detenciones de ladrones de viviendas son constantes en las calles de Valencia. La policía no baja la guardia, pero en verano los malhechores encuentran demasiadas facilidades.