Así quedan las 13 líneas de la EMT que se pondrán en marcha el 26 de julio

Así quedan las 13 líneas de la EMT que se pondrán en marcha el 26 de julio

La nueva ruta 99, que asumirá el recorrido del Metrorbital, también entrará en funcionamiento ese día

EUROPA PRESSvalencia

Los cambios en 13 líneas de autobús de la EMT que han surgido de las propuestas del Ayuntamiento de Valencia y el posterior proceso participativo se pondrán en marcha el próximo 26 de julio. Asimismo, la nueva línea 99, que asumirá el recorrido del Metrorbital, también entrará en funcionamiento ese día, con el objetivo de construir una "red en mayúsculas" y una "nueva movilidad más eficiente, accesible, sostenible y de calidad para los ciudadanos".

Así lo han explicado el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi; el gerente de la EMT, Josep Enric Garcia; el jefe de planificación de la empresa, Gabriel Izquierdo y el responsable de márketing, Manu López. Para Garcia, estos cambios, que afectan a las líneas 4, 6, 8, 9, 11, 28, 29, 31, 40, 71, 73, 81 y 95; son "muy serios y muy importantes" para conseguir una red "más potente". Por su parte, Izquierdo ha dividido los cambios entre "menores" y "estructurales".

De esta manera, la línea 4 --que une la plaza del Ayuntamiento con el puerto y Natzaret-- dejará de entrar en la dársena y la terminal de cruceros y volverá a pasar por la avenida Enginyer Manuel Soto, con el objetivo de que su recorrido sea "más rápido". Izquierdo ha explicado que éste ha sido un cambio "de última hora", a partir de las propuestas de los vecinos. La línea mantendrá su frecuencia actual.

En esta misma zona, otro cambio a propuestas vecinales llevará la línea 95 desde Natzaret hasta la calle Marcos Sopena por J.J. Dómine. La 95 también tendrá un cambio en Tirso de Molina, aunque estas modificaciones entrarán en vigor en septiembre.

Por su lado, la línea 6 --que une Torrefiel con el Hospital La Fe-- tendrá un cambio "menor" y modificará su itinerario en el centro de la ciudad. Así, evitará la plaza de la Reina y la del Ayuntamiento y girará en la calle la Paz hacia Marqués de Dos Aguas y Poeta Querol para continuar su recorrido hacia los barrios del sur. Esta línea también mantendrá su frecuencia actual, de 8 a 10 minutos en días laborables.

La línea 8 tendrá un cambio estructural en el que se eliminará todo su recorrido al norte del antiguo cauce del Turia. Así, la línea que actualmente une la Estación de Autobuses y el Hospital La Fe, finalizará su recorrido en la Porta de la Mar. Según Izquierdo, esta modificación busca "concentrar esfuerzos para conectar la Nueva Fe y Malilla". Las frecuencias de esta línea en días laborables pasarán a ser de 8 a 11 minutos --actualmente eran de 8 a 12--.

Recorrido "reiterado"

La línea 9 también tendrá un cambio importante, ya que también perderá su trayecto por encima del antiguo cauce del Turia y terminará en Alameda, para evitar un recorrido "reiterado" con otras líneas, como la 29, la 71 y la 81. Así, la línea, que actualmente unía las Universidades con La Torre, finalizará su recorrido en la Alameda.

Sin embargo, Izquierdo ha explicado que esta finalización es temporal, puesto que está previsto que la línea concluya en el futuro intercambiador que se situará en la zona de Tetuán y la Porta de la Mar. Este cambio que está previsto para otoño de este año. La línea mantendrá su frecuencia actual de 7 a 9 minutos.

Centro de especialidades

Otra de las líneas que se modifica es la 11 --que une Patraix y Orriols--, que dejará de pasar por la calle Pintor Genaro Lahuerta y que "permitirá ahorrar cinco minutos a los vecinos de Orriols" en sus viajes al centro al pasar por la Calle Almassora. En el sentido contrario, las paradas en la calle Alboraya se reordenarán para acercarse al centro de especialidades. La línea mantendrá su frecuencia entre 8 y 9 minutos.

La línea 28 --que une la Ciutat del Artista Faller y el Mercado Central--, por su parte, mantendrá su parada frente al Mercado Central y eliminará su giro por las calles de la Sangre, San Vicente Mártir y Barón de Cárcer y girará en el lado norte de la plaza del Ayuntamiento. Esta línea mantendrá su frecuencia actual de entre 6 y 9 minutos.

Nou Moles

La línea 29 --que une la Avenida del Cid y las Universidades-- dejará de pasar por el centro del barrio de Nou Moles, el antiguo cauce del Turia y la avenida Blasco Ibáñez para seguir un recorrido más recto por la avenida Pío Baroja, y las calles Vall de la Ballestera, Joaquín Ballester, Reus, Ruaya, Molinell y las avenidas Primado Reig y Cataluña hasta el campus de Tarongers. La frecuencia de paso se mantiene en entre 8 y 11 minutos.

La línea 31 --que une la Malva-Rosa y Poeta Querol-- tendrá tres cambios menores en su recorrido: uno de ellos será en el distrito Marítimo, donde los buses pasarán por la calle Dr. Lluch en lugar de las calles Progreso y Río Tajo en dirección a la Malva-Rosa. La frecuencia de paso será la misma: de 10 a 13 minutos.

Otro cambio será en la zona de Serrería. La línea pasará ahora por la avenida Marí Blas de Lezo y no por José María Haro. Así, pasará por la estación del Cabanyal. Por último, en la zona de las universidades, la línea dejará de pasar por General Elío en dirección a la Malva-Rosa para recoger el antiguo recorrido de la 9 por Doctor Moliner. La línea 71 también discurrirá por esta calle, en lugar de por la avenida de Suecia, como actualmente.

Por su lado, la línea 40 --entre la Estación del Norte y las universidades-- aumentará su frecuencia en un minuto --pasará a entre 9 y 11-- y suprimirá su parada en la calle Xàtiva.

Desdoble de la línea 81

Los cambios también afectarán a las líneas 73 y 81: la 81 mantendrá su frecuencia y desdoblará su recorrido --actualmente entre Blasco Ibáñez y el Hospital General-- y llegará hasta la Estación del Norte y la calle San Vicente Mártir.

El otro lado de su recorrido actual lo asumirá la línea 73, que cambiará la parte norte de su recorrido actual. Así, esta línea dejará de pasar por las avenidas de Pío XII, Campanar y General Avilés, para comenzar su recorrido en San Vicente Martir y pasar por el Mercado Central y la calle Quart. La frecuencia se rebajará hasta casi la mitad, y pasará a ser de entre 9 y 10 minutos.

Nueva línea 99

La nueva línea 99, que sustituirá el servicio de Metrorbital --con el que "en principio" no coincidirá, pese a que la empresa concesionaria sigue teniendo el permiso-- tendrá una frecuencia de entre 9 y 11 minutos en laborables, frente a los 15 y 20 actuales; de 14 a 15 minutos los sábados, frente a los entre 40 y 50 actuales y de entre 15 y 17 minutos los domingos y festivos, frente a los 65 minutos actuales. Para la puesta en marcha de esta línea, se crearán 70 paradas y se pondrá en marcha un sistema de prioridad semafórica para los autobuses.

Críticas

Respecto al proceso participativo que se ha realizado durante los meses de mayo y junio, Garcia ha asegurado que en la EMT están "muy contentos" aunque ha reconocido que "no ha sido fácil". "Hay cambios que son muy difíciles de llevar adelante" y muchos dicen que mejor "no hacer nada", ha agregado.

A preguntas de los periodistas sobre las críticas vecinales, Grezzi ha asegurado que "tienen en cuenta las críticas" pero que su objetivo es "mejorar las líneas para todos". "Los ciudadanos valorarán los intercambiadores y verán los beneficios", ha asegurado.

Dar a conocer los cambios

Por otra parte, López ha explicado que para comunicar estos cambios se llevará a cabo una campaña en tres partes. Entre el 7 y el 8 de julio se distribuirán 140.000 folletos genéricos de los cambios que se repartirán en los buses, por buzoneo y en lugares como hospitales y centros de mayores.

Entre el 18 y el 19 de julio, se repartirán folletos específicos de los cambios de cada línea, y durante los dos primeros días de los cambios habrá más folletos y varios grupos de informadores tanto a pie de calle como en el autobús.

Toda la información aparecerá también en una página web, las marquesinas de las paradas, el canal Bussi y en redes sociales. Los planos de las nuevas líneas se podrán visitar en un sitio web.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos