El tripartito agota el plazo sin poner las señales también en castellano

El tripartito agota el plazo sin poner las señales también en castellano

La Delegación del Gobierno estudiará a partir del lunes un recurso judicial al vulnerar la señalización la Ley de Tráfico

PACO MORENO

Mañana se acaba el plazo del requerimiento de la Delegación del Gobierno al Ayuntamiento para que rotule también en castellano las señales de tráfico, lo que se incumple en zonas como la avenida María Cristina o la plaza de los Fueros. A partir del lunes, indicaron fuentes de dicha institución, se estudiará la presentación de un recurso contencioso en los tribunales, la siguiente medida que prevé la legislación para obligar a que se cumpla la Ley de Tráfico.

La encargada de la colocación y rotulación de las señales corresponde a la concejalía de Movilidad. Fuentes de dicha delegación rechazaron hacer comentarios sobre la caducidad del plazo dado por el Gobierno, sin aclarar qué harán. «Nada que comentar», indicaron, aunque horas después Radio Valencia aseguró citando fuentes municipales que cumplirán el requerimiento y modificarán las señales para cumplir la ley.

La polémica surgió por la denuncia del sindicato CSI·F a finales de mayo, al alertar de que la rotulación empleada para la remodelación de varias calles del centro, como las dos citadas, incumple el artículo 56 de la Ley de Tráfico, donde se precisa que «las indicaciones escritas de las señales se expresarán, al menos, en la lengua española oficial del Estado», es decir el castellano.

De esta manera, el sindicato quiso subrayar el riesgo que corren los agentes de la Policía Local si imponen alguna multa a conductores que ignoren las obligaciones incluidas en las señales. En los casos más recientes se trata de la circulación restringida a vecinos, vehículos de carga y descarga y otros autorizados.

El Delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, presentó entonces un requerimiento al gobierno tripartito para que cambiara los rótulos, a lo que se respondió que encargarían un informe a los servicios jurídicos, un dictamen que a día de ayer no se había desvelado.

Además de las zonas citadas, se ha rotulado también sólo en valenciano la señalización que prohíbe el estacionamiento en las aceras de numerosas calles del Ensanche, donde el Consistorio ha puesto en marcha un plan de apertura de plazas de parking en la calzada, pero sancionando los vehículos que se dejen en las zonas peatonales. En este último caso, además, se han puesto señales provisionales en farolas.

El CSI·F solicitó la convocatoria de una mesa técnica para «ajustar a derecho esas señales» en la calle María Cristina y que restringen el acceso a vehículos. El sindicato aseguró que los rótulos actuales «comportarían una causa de nulidad del procedimiento sancionador, al estar expresadas únicamente en la lengua valenciana y sin el castellano».

Fuentes de este sindicato indicaron ayer que siguen a la espera de que se convoque la mesa técnica, además de recibir el anunciado informe jurídico que justificaría la vulneración de la Ley de Tráfico. El gobierno municipal hizo valer en su día la Llei d'Ús de la Generalitat, además del reglamento aprobado para el fomento del valenciano.

En esta normativa, se indica que todos los rótulos colocados por el Consistorio estarán en lengua valenciana, aunque la Ley de Tráfico es de rango superior, lo que motivó el requerimiento de la Delegación del Gobierno.