Cerca de mil arquitectos se apuntan en la bolsa para reformas del Cabanyal

Una calle del Cabanyal, en una imagen reciente. :: jesús signes/
Una calle del Cabanyal, en una imagen reciente. :: jesús signes

El registro se colapsa por la avalancha de inscritos en sólo seis días para aspirar a contratos de rehabilitación con las comunidades de vecinos

PACO MORENO

La empresa Plan Cabanyal-Canyamelar ha recibido de momento 967 solicitudes de arquitectos y arquitectos técnicos en las dos bolsas de trabajo abiertas para participar en proyectos de rehabilitación del barrio. La cifra varía casi cada hora, dado que las inscripciones se abrieron hace sólo diez días.

Fuentes de la empresa indicaron que la bolsa con mayor éxito de momento es la referida a las iniciativas de comunidades de propietarios. Como se sabe, hace poco se firmó un convenio para inyectar 12,7 millones de euros en obras de rehabilitación en el barrio, donde una parte sustancial se destinará a subvenciones a particulares.

Las ayudas para la rehabilitación llegarán al 55% del presupuesto de obra o 20.000 euros, mientras que las de nueva planta serán del 35% como tope o 30.000 euros. El resto lo deben aportar los residentes, quienes deben hacer frente también a la contratación de arquitectos y aparejadores para todos los trámites, estudios a presentar en la Generalitat (hay muchas fincas protegidas) o los mismos proyectos de reforma.

En este apartado es donde entra en juego la bolsa de trabajo que forma estos días la empresa Plan Cabanyal. Las mismas fuentes indicaron que se hará un listado por orden alfabético, para después celebrar un sorteo donde se elegirá la letra a partir de la que se echará mano cuando lo soliciten los vecinos.

El director gerente de la empresa, Vicent Gallart, subrayó que la empresa no cobrará nada ni tampoco decidirá los profesionales que se quedan los encargos, sino que el interés es agilizar al máximo todos los trámites para acelerar la recuperación del barrio.

Vicente Terol, presidente del Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Valencia, elogió la puesta en marcha de la bolsa, cuyo plazo acaba el próximo día 22. Gallart matizó que cuando las comunidades de propietarios necesiten a un profesional, tendrán plena libertad para descartar la primera oferta, además de fijar los precios del encargo. A esta primera bolsa se habían inscrito a última hora de ayer un total de 633 arquitectos y 238 arquitectos técnicos, una cifra que crecerá sin duda hasta el último día de plazo.

Dirección de ejecución de obra, coordinación de seguridad y control de calidad en actuaciones de rehabilitación y reedificación de inmuebles son algunas de las tareas previstas. Por lo que respecta al segundo listado, corresponde a los proyectos que tiene la propia empresa en cartera a partir de este verano.

Al cierre de la oficina se habían inscrito 27 arquitectos y 69 aparejadores. La circunstancia que diferencia a lo anterior es que se requieren equipos de al menos dos personas, una con experiencia superior a diez años y otra con menos de esa antigüedad. Gallart destacó que con esto último se quiere potenciar el empleo entre los más jóvenes.

Parte del programa ARRUS se centra en la rehabilitación de espacios públicos, además de los encargos pendientes con los 11 millones del Plan Confianza aprobados en el anterior mandato para el derribo de edificios. Como publicó LAS PROVINCIAS, los fondos destinados en su día al bulevar San Pedro se utilizarán para la reurbanización de una serie de calles, así como la remodelación de la plaza del Rosario, donde se sitúa el teatro El Musical.

Una parte de los fondos servirán para la recuperación de la casa dels bous para una dotación pública, mientras que también se quiere acometer la rehabilitación de la lonja de pescadores, recayente a la calle Eugenia Viñes, dejando la parte central como un espacio público. En total, Gallart estimó que se emprenderán unos 25 proyectos que afectarán a viviendas de promoción pública y obras de reurbanización.