Los vecinos sobre los semáforos fundidos en el cruce de la muerte: «Es una imprudencia, debería haber mejor señalización»

Los vecinos sobre los semáforos fundidos en el cruce de la muerte: «Es una imprudencia, debería haber mejor señalización»

En la intersección entre Blasco Ibáñez y Doctor Gómez Ferrer han fallecido hasta cinco personas en diferentes accidentes de tráfico

RAFA MUÑOZValencia

El cruce en el que se encuentran la avenida Blasco Ibáñez y la calle del Doctor Gómez Ferrer es uno de los puntos más negros de la ciudad de Valencia. En dicho lugar se han producido una serie de accidentes en los últimos cinco años que se han cobrado cinco víctimas mortales.

El pasado lunes el diario LAS PROVINCIAS publicó que vecinos de la zona denuncian la mala señalización y la situación de dos semáforos en concreto que tienen la mitad de sus leds fundidos en el disco rojo.

Algunos de los usuarios habituales del cruce de Blasco Ibáñez con Doctor Gómez Ferrer ofrecieron su opinión sobre la situación de este punto a lasprovincias.es.

Suelo pasar de vez en cuando, vivo relativamente cerca, y esta zona es de muchísimo tráfico, y los coches van a gran velocidad, comentó Mª José Pedrosa, vecina de Valencia. Me parece fundamental que los semáforos tengan buena visibilidad, que las luces se vean desde lejos, añadió.

Es muy peligroso, ahí se ven las coronas de flores permanentemente; faltan las luces señalando a uno de los semáforos y aquí hay muchos accidentes, señaló Francisco Pacheco, vecino de Valencia. Si no especiales, al menos deberían estar los semáforos como en el resto de la ciudad; menos falditas y menos tonterías, y más seguridad donde nos jugamos la vida, agregó.

Me parece muy triste; el hecho de que justo en este punto, donde han habido tantas muertes, que los semáforos estén así, es una pena, opinó Lucía Cucosa, vecina de Valencia.

Es una imprudencia, teniendo en cuenta que es uno de los sitios con más accidentes de Valencia; debería haber una mejor señalización, tanto en semáforos como en señales, aseguró Javier, vecino de Valencia. O al menos avisar a la gente de que tenga cuidado, añadió.