La adjudicación de obras desbloquea la apertura de Guillem de Anglesola

El agente urbanizador espera cerrar esta semana el contrato con la constructora y apunta al inminente comienzo de las obras

C. GARSÁN

Tras numerosos retrasos, la reurbanización de la calle Guillem de Anglesola, en el barrio de Ayora, llegará de forma «inminente», según informó a LAS PROVINCIAS José Luis Garcia, responsable de Proara, empresa encargada de la urbanización de la zona. Será entre hoy y mañana que se cierre el contrato que adjudique los trabajos materiales a otra compañía, con lo que la actividad en los solares destinados al proyecto podría comenzar a lo largo de la próxima semana.

Con un presupuesto de aproximadamente 800.000 euros, el plan prevé la transformación de la zona en un bulevar ajardinado, unos trabajos que fueron proyectados hace ya dos décadas. De esta forma, se actuará sobre un espacio de unos 1.800 metros cuadrados, donde se deberá reparcelar el suelo, hacer canalizaciones y plantar arbolado, como los plátanos de sombra.

Desde la asociación de vecinos denuncian que la última información que recibieron desde la concejalía de Urbanismo fue el pasado mes de diciembre, cuando se anunció que las obras comenzarían en enero de 2015, otro aplazamiento que provocó «escepticismo» entre los ciudadanos, explica el presidente de la asociación de vecinos de Marítim-Ayora, José Antonio Sanz. Del mismo modo, critican el estado de «abandono» de los solares que, tras los derribos efectuados en 2013, han quedado vacíos. «La valla metálica que protege el espacio se ha caído varias veces, no hay iluminación de noche... es una zona insegura», asevera Sanz.

 

Fotos

Vídeos