La reforma de la plaza de Brujas se hará por fases para agilizar los plazos

Plaza Ciudad de Brujas, con la iglesia de los Santos Juanes al fondo. :: jesús montañana/
Plaza Ciudad de Brujas, con la iglesia de los Santos Juanes al fondo. :: jesús montañana

La conselleria se compromete con el Mercado Central a sacar a concurso en marzo el parking subterráneo de al menos 429 plazas

P. M.

El próximo marzo, la Conselleria de Infraestructuras sacará a concurso el acabado y explotación del aparcamiento subterráneo de la plaza Ciudad de Brujas, junto al Mercado Central. Ese fue el compromiso que reiteró ayer el director general de Obras Públicas, Vicente Dómine, en una reunión que mantuvo con representantes de la asociación de vendedores, donde se abordaron detalles del recinto de 429 plazas, susceptibles de ampliar con las de Juan de Vilarrasa.

El parking quedó desierto en septiembre de 2013 y desde entonces se ha intentado buscar una solución para desbloquear esta infraestructuras tan necesaria para el centro y ponerla en servicio. El pasado enero se alcanzó el acuerdo de que la Generalitat se encargaría de la concesión, para poder renunciar al cobro de 11 millones de euros.

Ese fue el elemento que bloqueaba cualquier iniciativa privada, pero ahora se quiere imprimir velocidad al proyecto. Por ese motivo la Conselleria de Infraestructuras ha decidido urbanizar la plaza por fases, con el fin de agilizar los plazos.

La reforma empezará en la parte próxima a la iglesia de los Santos Juanes, donde hay una pequeña replaza, además de la calle Botellas. A partir de ahí, la reurbanización se extenderá poco a poco por todo el ámbito, en una obra de la que también se encargará la Generalitat.

El proyecto está aprobado hace años por la Conselleria de Cultura, donde domina la peatonalización de casi todo el espacio y muy poco arbolado y mobiliario urbano, para no tapar las vistas del mercado. Fuentes de dicho departamento indicaron que la primera fase podría empezar a ejecutarse en abril.

El presidente de los vendedores, Francisco Dasí, señaló que la próxima cita con Dómine será el 12 de marzo, cuando es posible que «ya hayan redactado todo el pliego de condiciones del concurso». El documento debe ir acompañados de estudios técnicos, jurídicos y económicos, esto último para fijar el canon que pagará la empresa.

Una de las novedades en la reunión fue la intención de la Conselleria de dotar a la primera planta de sótano de «calidad arquitectónica», sobre todo en el acceso subterráneo al propio mercado. «En cierta forma será un nuevo acceso al Central, por lo que debe estar a la altura».

Antes de la paralización del proyecto, los vendedores negociaron una serie de cambios en el diseño para facilitar el acceso de los clientes con carritos por el subterráneo. Dasí también destacó que falta por resolver si el acceso que falta por construir, desde la calle Editor Manuel Aguilar, lo hará la Administración autonómica o la empresa concesionaria del parking.

El Consistorio aceptó implantar una zona ORA provisional en la plaza hasta su reurbanización. Además, los vendedores están muy interesados en acercar al máximo las paradas de la EMT cuando se abra la nueva plaza. Dasí dijo que «hay comerciantes desesperados por el retraso que acumula este asunto, que nos perjudica a todos».