Aprobada la reurbanización de una zona degradada en Ayora

P. M. VALENCIA

Las obras de urbanización de la calle Guillem de Anglesola, en las inmediaciones del jardín de Ayora, podrán comenzar hacia finales del próximo enero, tras los informes favorables de los distintos servicios municipales al proyecto de obras, según anunció ayer el concejal de Urbanismo, Alfonso Novo. El edil dijo que «servirá para recuperar este espacio, lo que sin duda redunda en beneficio de este barrio».

La zona a urbanizar se encuentra delimitada por la calle Jerónimo de Monsoriu, plaza Organista Cabo y calle Ramiro de Maeztu. También limita con las calles Marino Albesa y Berenguer Mallol, así como por las calles Ramón Marquet y por el oeste con Marino Albesa, Berenguer Mallol y Ramiro de Maeztu. Del citado ámbito se excluyen las edificaciones consolidadas.

La configuración de las calles permitirá el trazado del futuro tranvía orbital y se ha modificado, de conformidad con Tráfico, el trazado de la rotonda junto al jardín de Ayora, a fin de evitar la afección al muro.

Hace dos años se realizaron los trabajos previos de derribo de las edificaciones situadas fuera de ordenación, aunque queda pendiente la limpieza del terreno y la eliminación de escombros. La superficie es de 11.490 metros cuadrados, de los que 8.552 serán de uso público. El presupuesto será asumido por la empresa promotora de viviendas y alcanzará los 800.000 euros.

Novo explicó que «el espacio libre de uso público situado en la zona central de la calle Guillem de Anglesola. Se trata de un jardín con desarrollo lineal, estructurado mediante una circulación peatonal a lo largo de su eje, que constituye una prolongación del jardín del tramo ya urbanizado de la misma calle.

 

Fotos

Vídeos