Denuncian un nuevo ataque a la Asociación de Vecinos de Benicalap

Compromís reclama al Ayuntamiento que ofrezca información para «apaciguar» la alarma social generada en el barrio por la construcción de un nuevo centro de Casa Caridad

EFEvalencia

El grupo municipal Compromís ha mostrado hoy su rechazo al nuevo ataque sufrido por la Asociación de Vecinos de Benicalap-Entrecamins en su sede y ha reclamado al Ayuntamiento que ofrezca información para "apaciguar" la alarma social generada en el barrio por la construcción de un nuevo centro de Casa Caridad.

En un comunicado, la concejal Consol Castillo ha considerado "del todo injustificable la agresión que ha sufrido esta sede, con pintadas de carácter ultra, así como el acoso que está sufriendo el presidente de esta entidad".

Según Castillo, la solución a esta situación está en manos del Ayuntamiento y la alarma social solo se solucionará cuando este "informe a los vecinos de los usos que tendrá esta instalación".

"Informar no es sólo hacer una exposición pública de un proyecto: es acercarse al barrio, explicar, razonar y dialogar con los vecinos y vecinas", ha agregado.

Castillo ha apuntado que ella ha sido la única representante municipal del Ayuntamiento que hasta ahora se ha reunido tanto con la Asociación de vecinos, como con la plataforma contraria a la construcción del centro, por lo que asegura ser conocedora de los temores de una parte de la población del barrio.

"En la situación de emergencia social que sufrimos hoy en día, es encomiable la tarea que hace Casa Caridad; Benicalap es un barrio solidario, pero esa solidaridad se tiene que extender al resto de la ciudad, y compensar la existencia de centros de asistencia social con infraestructuras que hagan atractiva la zona", ha señalado.

En ese sentido, ha apuntado reivindicaciones que, según ha dicho, reclama el barrio desde hace tiempo como la reconversión del antiguo hospital La Fe, la dinamización de los comercios, la finalización del campo de fútbol o la mejora del transporte público.

"Desde Compromís tenemos bien claro que el equipo municipal tendría que ser el principal interesado en desplegar unas políticas que apuesten por la justicia social, y no dejar esta acción de gobierno en manos de iniciativas elogiables como la de Casa Caridad, pero que necesitan el apoyo de la administración", ha concluido.