Tapian el antiguo zoo de Viveros para evitar más saqueos

Tapian el antiguo zoo de Viveros para evitar más saqueos

El ayuntamiento aprueba cegar los acceso a la agencia de lectura, destrozada por los robos antes de poder inaugurarla

PACO MORENOValencia

Costó 337.000 euros, aunque lo que permanece en pie no debería estar valorado ni en la décima parte. El ayuntamiento aprobó ayer un crédito para reforzar el muro que rodea el antiguo zoológico de Viveros, donde se levanta una agencia de lectura que nunca llegó a inaugurarse y que ahora no es más que un montón de escombros.

Los saqueos han sido continuos desde que fue construida hace unos años con fondos del Plan E de ayudas del Gobierno a los ayuntamientos. El problema es que el edificio, recayente a la calle Pintor Genaro Lahuerta, se construyó con el acceso hacia las instalaciones del viejo zoo, que aún permanecen.

Ahora, no ha habido más remedio que gastarse 10.127 euros, el modesto presupuesto de la obra, en reforzar el muro, que al menos por dos lados está tan agujereado que es de fácil acceso para los saqueadores de metales.

La agencia de lectura ha sido refugio de una colonia de gatos, de indigentes y de cualquiera que quisiera destrozar un bien público. La esperanza del gobierno municipal es el proyecto de mejora de la trasera del Museo San Pío V, en la calle Vuelta del Ruiseñor, que incluye la apertura de la calle Pintor Genaro Lahuerta y una solución para el antiguo zoológico.

El recinto cerró sus puertas a finales de julio de 2007 y aún pueden observarse los restos de las jaulas de los animales, la piscina del hipopótamo y una alquería también muy estropeada que sirvió de oficina.

La concejala de Esquerra Unida Rosa Albert se refirió ayer a este gasto, al indicar tras la comisión de Hacienda que se destine una partida para tapiar el acceso a la agencia de lectura. Hemos observado con sorpresa como vamos a destinar esta cantidad de dinero a tapiar una obra que no hay que olvidar que se trata de un equipamiento del Plan E pendiente de apertura y que ha sido objeto de diferentes actos vandálicos motivados precisamente por su abandono, denunció.

En la alquería ya se han producido varios incendios, mientras que el destino de la parcela de 4.000 metros cuadrados es la ampliación del jardín de Viveros. Hace años se habló de un mariposario, algo parecido a un invernadero con insectos vivos, aunque lo más probable es que la agencia de lectura haya que reconstruirla por completo y el resto de la inversión sea para una zona verde.