El TSJ respalda el tijeretazo del Consell a las tarifas de los abogados de oficio

La sentencia sí permite a los letrados reclamar los honorarios que eliminó Justicia por acuerdos extrajudiciales

A. RALLOVALENCIA.
El decano de los abogados, Mariano Durán, se dirige a sus compañeros durante una protesta. ::                             IRENE MARSILLA/
El decano de los abogados, Mariano Durán, se dirige a sus compañeros durante una protesta. :: IRENE MARSILLA

Una de las últimas decisiones del anterior conseller de Justicia, Jorge Cabré, fue recortar los honorarios de los letrados del turno de oficio. La medida se adoptó tras meses de negociaciones con los Colegios de Abogados sin que las conversaciones fructificaran en un acuerdo.

La iniciativa suponía, en términos generales, un ahorro de algo más de seis millones de euros a las arcas públicas. Y el consiguiente recorte de la remuneración de los abogados por prestar determinadas asistencias.

Los colegios de abogados, indignados por aquella decisión del Consell, recurrieron por lo contencioso. Y el fallo del Tribunal Superior de Justicia, hecho público ayer, no ha podido ser más desfavorable a sus intereses. Considera que la orden de la conselleria no supuso una desviación de poder. «No se aprecia la persecución de un fin espurio por parte de la Generalitat sino mantener un equilibrio entre su disponibilidad presupuestaria, limitada por la crisis, y la necesidad de prestar una justicia gratuita», recoge la sentencia a la que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS.

El Gobierno, en este caso el Ejecutivo autonómico, es el responsable de garantizar el acceso de las personas al beneficio de la justicia gratuita. Y, en esta línea, «se permite el adecuado ajuste a las cambiantes situaciones económicas y sociales para lograr el beneficio de la tutela judicial efectiva».

La resolución aclara que el pronunciamiento de los magistrados no cuestiona la necesidad -planteada en la demanda de los letrados- de una remuneración acorde al trabajo que desarrollan los profesionales. Sin embargo, insiste en que los módulos de compensación económica «deben someterse a la disponibilidad presupuestaria».

Mariano Durán se mostró ayer molesto por la sentencia, pero especialmente por la falta de argumentación del escrito. «No puedo entender que un asunto de esta importancia se fundamente de manera tan escasa». Incluso criticó al ponente de la sentencia. «Quizá lo que convendría es que se dedicara un mes al turno de oficio». Los cálculos de los letrados cifran en tres euros la hora el salario del abogado del turno.

El TSJ, no obstante, da la razón a los letrados en una cuestión de la demanda. La sentencia obliga al Consell a recuperar los baremos de las transacciones judiciales, una remuneración que eliminó la citada orden. Los magistrados consideran que esta figura ya constaba en un Decreto anterior y, por tanto, no pueden ser derogados por una orden. Esta era una cantidad que los abogados cobraban por llegar a un acuerdo con su representado y no acudir finalmente a juicio. El fallo permitirá a los profesionales reclamar ahora a la Conselleria el pago de todos los procedimientos que no se han abonado desde enero de 2012.