Gandia rehará el proyecto de les Clarisses y vuelve a aplazar la apertura del Museu

El profesor Joan Aliaga afirma que hay que restaurar algunos lienzos para poder exponerlos y que el recinto «no abrirá antes de final de año»

ÓSCAR DE LA DUEÑAGANDIA.
Las autoridades, durante una visita reciente al Museu de les Clarisses de Gandia. / J.Peret/
Las autoridades, durante una visita reciente al Museu de les Clarisses de Gandia. / J.Peret

La apertura del Museu de les Clarisses de Gandia se aplaza una vez más. Pese a que hace tan sólo unas semanas el alcalde de Gandia, Arturo Torró, afirmó durante su estancia en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (FITUR) que el recinto abriría antes de Semana Santa, finalmente no será así. El propio edil reconoció ayer que no hay fecha para que esta gran contenedor de arte abra sus puertas.

El motivo no es otro que la disposición de las obras en el nuevo museo, según informaron ayer en la firma del convenio. En el acto participaron entre otros, Arturo Torró, el vicario general, Vicente Fontestad, en representación del Arzobispado, y Joan Aliaga, por parte de la Universitat Politècnica de València (UPV).

El acuerdo supone un paso más para la puesta en marcha de este museo, pero ninguna de las partes se comprometió a dar fechas para la apertura.

Torró dejó en manos del equipo de la UPV los plazos y el propio Aliaga dijo que en estos momentos dar fechas es «precipitado».

El representante de la Universitat explicó a LAS PROVINCIAS que hay que adecuar «el proyecto museográfico». Pese a que ya existe un proyecto redactado, Aliaga dijo que es necesario «rehacerlo y completarlo» para adaptarse a las exigencias de los propietarios de las obras artísticas, es decir, las monjas y el arzobispado.

Esto, sin duda, puede llevar meses, por lo que el propio experto aseguró que el Museu de les Clarisses «no abrirá antes de final de año». El representante de la UPV aseguró también que durante los próximos meses hay mucho trabajo que acometer para poner a punto las obras que se expondrán.

En ese sentido, Aliaga afirmó que hay que restaurar varios lienzos para que se puedan mostrar en el futuro Museu. «No se trata de restauraciones complejas, sino de actuaciones puntuales que pueden suponer unos 15 o 20 días por obra», añadió. Por todo ello, remarcó que pasarán varios meses hasta que esté «todo listo». Aliaga es el representante de la UPV en el Museu de les Clarisses.

La UPV está presente en este proyecto a través del Instituto de Diseño para la Fabricación y Producción Automatizada (IDF), «que posee una dilatada y probada experiencia en cuanto a la organización, dirección coordinación y gestión de iniciativas museísticas y expositivas de diversa índole», como indicaron ayer desde el área de Cultura.

La experiencia de la UPV en la conservación y restauración de obras de arte y en la promoción del patrimonio artístico y cultural, fue clave para contar con ella en esta iniciativa.

Ayuda para personal

El convenio suscrito ayer supone una aportación de 50.000 euros, como indicó Torró. Esta cantidad se destinará al mantenimiento del recinto y a la contratación de personal del centro. «El Arzobispado pone las obras, nosotros el espacio y la Universitat pone el conocimiento», relató el alcalde de Gandia.

Por otra parte, Aliaga afirmó que cuando el Museu esté operativo mostrará sólo una parte de la extensa obra de las Clarisses de Gandia.

El profesor dijo que la orden dispone en la ciudad de unas 350 piezas, pero que sólo se expondrán unas 150 o 200 a lo sumo. El motivo, añadió, es la falta de espacio y que algunas no están en las condiciones óptimas para estar en una sala. El Museu se está habilitando en las dependencias del Hospital de Sant Marc.

El alcalde añadió que en un futuro este museo contará también con las salas que ocupa actualmente el Museu Arqueològic de Gandia (MAGa), cuando se busque un recinto alternativo para espacio. Finalmente, el edil de Cultura, Vicent Gregori, indicó que se están estudiando los precios de la entrada y también se valora crear bonos para acceder a todos los museos de Gandia.