El científico más tuitero de España

El investigador y profesor de Biotecnología imparte un taller en el Congreso Comunica 2.0, que se celebra la próxima semana en Gandia José Miguel Mulet defiende el uso de internet para acercar la ciencia a los ciudadanos

ZOA SANZGANDIA.
El investigador y profesor de la Universitat Politècnica de València José Miguel Mulet. ::
                             LP/
El investigador y profesor de la Universitat Politècnica de València José Miguel Mulet. :: LP

José Miguel Mulet, nacido en Dénia hace cuarenta años, es de los pocos científicos que se mueven en las redes sociales como si estuvieran observando partículas en un laboratorio a través de un microscopio. Es uno de los investigadores que más seguidores tiene en twitter de toda España. Más de 10.000 y se abrió la cuenta hace sólo cuatro años.

Además, el tirón de su blog 'Tomates con genes' permitió que una editorial se fijara en él y lo fichara para publicar su libro 'Comer sin miedo', que va ya por su tercera edición. Este trabajo desmonta la teoría de la enzima prodigiosa y otros mitos de la alimentación del siglo XXI, tal y como explicó recientemente en el programa Salvados, de la Sexta. Está conectado a internet porque asegura que es una manera excelente de dar a conocer este tipo de conocimiento, muchas veces muy complicado de entender.

Mulet es profesor de Biotecnología de la Universitat Politècnica de València (UPV) y divulgador científico. La próxima semana, concretamente el jueves, participará en el Congreso Comunica 2.0 que organiza el Campus de Gandia. Impartirá el taller 'Difundir la ciencia en redes sociales'. «Muchas veces nos quejamos de que la percepción que tiene la gente de la ciencia no es la correcta. Quizás la culpa sea de los científicos porque no sabemos contar lo que hacemos», manifestó.

En este sentido, según afirma, «estos profesionales deberían estar más activos en las redes sociales» porque estas constituyen una herramienta fundamental para saber qué opina la gente e interactuar con ella. En definitiva, para acercar la ciencia a los ciudadanos. Sin embargo, este colectivo, según apunta, suele estar demasiado ocupado para usar esta tecnología. Los transgénicos (alimento obtenido de un organismo al cual le han incorporado genes de otro para producir las características deseadas) fueron los culpables de que Mulet se introdujera en las redes sociales. «Investigo sobre ellos, y lo que leía en los medios de comunicación no se correspondía con la realidad, por lo que decidí informar sobre ellos desde mis perfiles», remarcó.

«La gente afirma que hay que prohibir estos alimentos, que son peligros, pero no es cierto, los transgénicos son una tecnología perfectamente válida». El profesor también se muestra crítico con la agricultura ecológica porque «se adapta al reglamento, pero no es mejor ni peor». De todo ello reflexiona contando minuciosamente los caracteres en la red de redes.