Los regantes de Valencia reabren la 'guerra del agua' al rechazar la toma en Cortes

Los agricultores vecinos hacen piña contra el trasvase original el día en el que la Diputación de Alicante aprueba por unanimidad la alegación al Plan del Júcar

BERNAT SIRVENTALICANTE.
Los regantes de Valencia reabren la 'guerra del agua' al rechazar la toma en Cortes

La 'guerra del agua' vuelve a estallar, esta vez entre Alicante y la vecina provincia de Valencia. Justo el día en el que la Diputación Provincial aprobaba, por unanimidad, las alegaciones elaboradas por la Mesa del Agua al borrador del Plan de Cuenca del Júcar, que no contempla la toma original del trasvase al Vinalopó en el curso medio del río, en Cortes de Pallás, los regantes valencianos salieron en tromba para rechazar la propuesta liderada por Luisa Pastor.

Hace once años y tres meses que el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, visitó el municipio de Cortes de Pallás para colocar la primera piedra del nuevo trasvase al Vinalopó sin la oposición de los lugareños. El rechazo, desde entonces, se ha producido entre el PP y el PSOE y, sobre todo, entre los regantes de Valencia y de Alicante. Ayer se reabrió un nuevo capítulo de enfrentamiento dialéctico.

La Unidad Sindical de Usuarios del Júcar (USUJ), la Comunidad General de Usuarios del Canal Júcar-Turia, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) y La Unió de Llauradors i Ramaders informaron en un comunicado consensuado de que han alcanzado una posición «común» y una «estrategia conjunta» frente a la petición de realizar una nueva toma para el trasvase Júcar-Vinalopó que la Mesa Provincial del Agua de Alicante planteó la semana pasada, como ya informó este diario. Contaba, incluso, con el apoyo expreso del grupo socialista.

Los regantes de la cuenca del Júcar afirman que es «inviable» efectuar un trasvase al río Vinalopó «en las condiciones y en los términos planteados» por los usuarios de ésta última. Los máximos responsables de estas entidades tienen previsto explicar hoy «las razones de orden técnico que hacen absolutamente inviable efectuar un trasvase desde el Júcar hasta el Vinalopó en las condiciones y en los términos planteados por los usuarios de la cuenca receptora». Los regantes del Júcar también darán a conocer el contenido de las principales alegaciones presentadas al Plan de Cuenca.

Las comunidades de riego agrupadas en USUJ y la Comunidad General de Usuarios del Canal Júcar-Turia representan en su conjunto los intereses de 85.000 regantes y 65.000 hectáreas de regadío.

El anuncio de la reaparición del bloque antitrasvasista en la Ribera del Júcar coincidió con la aprobación, por unanimidad, de las alegaciones por el Pleno de la Diputación. Hace una semana, ya se aprobaron en la Mesa Provincial del Agua con la única abstención del alcalde de Villena, Francisco Javier Esquembre.

Profesores universitarios

El documento, que será remitido a la Confederación Hidrográfica de dicha cuenca en el día de hoy y que ha sido elaborado por un equipo técnico de profesores universitarios entre los que están el exrector Antonio Gil Olcina, Daniel Prats o Joaquín Melgarejo y el ingeniero Francisco Santiago, sostiene como uno de sus principales ejes la recuperación de la toma de Cortes de Pallás para la conducción Júcar-Vinalopó.

La presidenta de la institución , Luisa Pastor, agradeció el apoyo unánime del plenario a estas alegaciones, que reclaman, además, la solución a la sobreexplotación de los acuíferos del Vinalopó y L'Alacantí, y la incorporación de las masas de aguas subterráneas compartidas.

«Agradezco la postura de todos los grupos políticos de esta Corporación porque los ciudadanos esperan que en temas tan vitales para el desarrollo de la provincia nos pongamos de acuerdo», sentenció Luisa Pastor, la cual se congratuló varias veces de que haya «una sola voz», en alusión al PSOE, partido que, paradójicamente, ejecutó el cambio de toma en el año 2007 tras la propuesta de la exministra Cristina Narbona, aceptada por el entonces secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, que cedía ante las pretensiones del sector de la Ribera y los ecologistas.

Fotos

Vídeos