Fiscalía investigará la factura de libros no editados en San Antonio de Benagéber

El Consistorio abonó a una firma 50.000 euros por una publicación conmemorativa que no existe y para la que pidió además una subvención

MARINA COSTAVALENCIA.

Otra factura ha vuelto a alterar la tensa calma política que se vive en el Ayuntamiento de San Antonio de Benagéber. Esta vez se trata de un pago relativo a la edición e impresión de 5.000 libros conmemorativos sobre la historia del municipio a una empresa por valor de 50.000 euros.

El asunto ha llegado también a la Fiscalía, al igual que lo hizo una factura anterior por supuestos trabajos de mantenimiento y jardinería no realizados según el alcalde. La Plataforma por San Antonio de Benagéber ha denunciado el caso ante Anticorrupción «y sabemos que la Fiscalía ya se ha dirigido al Ayuntamiento solicitando más información al respecto».

La agrupación presentó en el último pleno una moción para que se aclare el pago de esta factura por 5.000 libros que «nunca fueron entregados al Ayuntamiento». El alcalde Eugenio Cañizares decidió recientemente actuar contra la empresa, Efusion Group, y ya la ha denunciado por presunta estafa.

El Consistorio solicitó, además, una subvención de la Generalitat para dicha edición pero «parece que no se destinó a ello, puesto que la factura pasó al plan de pago a proveedores y se abonó. El problema es que los libros no están hechos y la mencionada empresa ha recibido con posterioridad más encargos municipales. Ahora la firma está en Procedimiento Concursal», han explicado desde la Plataforma.

El gasto «se pagó porque la factura pasó por el plan de pago a proveedores. Hicieron una primera maqueta, después una segunda y luego ya no supimos nada más», explicó el alcalde Eugenio Cañizares. En el último pleno el primer edil «acusó al también concejal popular, Felipe del Baño, de haber traído a esa empresa. La factura de 2007 se acabó pagando en 2012 gracias al plan pero el gasto tuvo que pasar por un proceso interno para su aprobación», se preguntan desde la Plataforma. Es más, «si existía una subvención, ¿por qué no se utilizó para lo que se había concedido?».

El alcalde reconoció que fue su concejal quien «nos recomendó a la empresa que ahora nos ha estafado y engañado». Con esta factura ya son dos las que han enfrentado a las dos secciones del PP de San Antonio de Benagéber, ya que la primera fue encargada «verbalmente» por el mismo concejal y no «existe ningún acuerdo de Gobierno, ni contrato firmado o sin firmar que yo conozca», según recalcó en su momento el alcalde. Esa factura la reclama ahora la empresa que supuestamente realizó los trabajos y asciende a casi 52.000 euros.

El Ayuntamiento ya aseveró que la factura no se pagará y por ello la empresa está a punto de iniciar acciones legales para tratar de cobrarla. La Fiscalía ha incoado diligencias y ha nombrado fiscal para asumir la investigación sobre estos hechos que también denunció la Plataforma por si pudieran ser «constitutivos de delito».

El concejal Felipe del Baño aclaró que la factura correspondía a varias tareas de jardinería y mantenimiento, desde los preparativos del Día del Árbol a la eliminación de pinos infectados por una plaga.