La AVL ratifica su Diccionari normatiu con el que avala la «unitat de la llengua»

Maluenda, vicesíndico del PP, considera «una vergüenza» el trabajo de la Acadèmia y propondrá a su grupo una iniciativa para que se retire la obra

F. RICÓSVALENCIA.
Un académico charla con Ramón Ferrer, el presidente. ::                             JESÚS SIGNES/
Un académico charla con Ramón Ferrer, el presidente. :: JESÚS SIGNES

La aprobación del 'Diccionari normatiu valencià' ayer por parte del pleno de la Acadèmia Valenciana de la Llengua ha sentado peor que mal en el sector valencianista del PP porque, por un lado, se reconoce la «unitat de la llengua» y, por otro, porque si bien acepta el nombre de «llengua valenciana», se considera «compatible con otras denominaciones», en referencia a la lengua catalana.

El vicesíndico del PP en el Parlamento valenciano, Rafael Maluenda, aseguró, tras conocer el comunicado oficial de la AVL, que el nuevo diccionario «es una vergüenza, un desprecio a los valencianos».

Rafael Maluenda, el más veterano de los diputados de Les Corts, afirmó que «al igual que en la Constitución se dice que la lengua oficial es el castellano, en el Estatut se afirma que es el valenciano».

El parlamentario, miembro de la dirección del grupo popular, aseguró que «pienso proponer al síndico de mi grupo una iniciativa para que se retire ese diccionario».

El malestar por el diccionario al que la AVL dio ayer el visto bueno no es sólamente de Rafael Maluenda. Buena parte del sector valencianista del PP, proviniente de la prácticamente extinta Unió Valenciana, entre ellos algunos parlamentarios, suscriben las palabras del diputado de Monóvar.

La AVL acepta la denominación «llengua valenciana» como la manera tradicional de llamar a la lengua propia de los valencianos, pues considera que es «compatible con otras denominaciones», aseguró en referencia a la lengua catalana.

El pasado mes de septiembre Ramón Ferrer, académico de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana y propuesto para el cargo de presidente de la AVL por el PP, ya indicó que «la lengua fuera, siempre ha sido catalán, y aquí, valenciano».

El 'Diccionari normatiu valencià' aborda «con normalidad nuestra realidad linguística para superar los conflictos onomásticos», sostiene la Acadèmia de la Llengua.

El ente normativo aseguró que el reconocimiento de la unidad de la lengua «no comporta ninguna supeditación de las variantes propias de un territorio respecto a las de otro».

Esto supone que si bien la AVL asume públicamente que llama valenciano a la lengua propia de los valencianos, aunque considera que se trata de la misma que se habla en Cataluña, sí quiere dar preeminencia a la que considera variante propia de los valencianos frente a la que se habla en otros lugares.

No es la primera ocasión en la que la AVL aboga por la «unidad de la lengua». En su dictamen de 2005 lo dejó muy claro: «La lengua propia e histórica de los valencianos, desde el punto de vista de la filología, es también la que comparten las comunidades autónomas de Cataluña y las Islas Baleares, y el Principado de Andorra».

La AVL y el PP de Les Corts

El pasado mes de julio la AVL recriminó al grupo del PP en Les Corts que defendiese en una iniciativa parlamentaria la diferenciación entre valenciano y catalán, puesto que reclamaba en aquella propuesta pedir a la Real Academia Española que cambiase en su diccionario la denominación de valenciano y eliminase la que consta desde principios de los años 70, en la que se indica que se trata de una variante de la lengua catalana.

Además, en la página web de la AVL también se insiste, en su presentación, en la unidad lingüística de valenciano y catalán. «El valenciano forma parte del sistema lingüístico de los territorios históricos de la antigua Corona de Aragón», defiende.

La aprobación del 'Diccionari normatiu valencià' ha llegado tras 12 años de trabajo. Se trata de «una obra largamente esperada, con la que se cierra un proceso laborioso y necesariamente dilatado en el tiempo», afirmó el presidente de la entidad normativa, Ramón Ferrer.

En la sesión plenaria todavía se debatieron algunas enmiendas técnicas en busca de obtener «el mayor consenso posible», aseguraron desde la AVL.

El propósito que ha guiado a los miembros de la AVL, y en especial a los componentes de la comisión que ha elaborado este trabajo (Jordi Colomina, Rafael Alemany, Ramón Ferrer, Josep Palomero, Artur Ahuir i Manuel Pérez Saldanya), ha sido «proporcionar una obra útil con definiciones adecuadas y actualizadas (93.349 entradas), para un conjunto variado de usuarios de 'la nostra llengua', combinando la tradición lexicogràfica con la terminología más moderna».

Hasta ahora la AVL ha puesto en marcha del 'Diccionari ortogràfic i de pronunciació del valencià' en el año 2005, la 'Gramàtica normativa valenciana' en 2006 y la 'Gramàtica valenciana bàsica' publicada el año pasado.

Para la AVL, la aprobación del diccionario convierte el de ayer en «un día histórico para '0la nostra llengua' y para la cultura del pueblo valenciano, que marcará un antes y un después para todos aquellos ciudadanos que estimen el signo de identidad más emotivo y potente de un pueblo».

El diccionario, afirmó la entidad normativa oficial, es el resultado de un trabajo colectivo realizado «con rigor filológico, que aspira a integrar equilibradamente las diferentes sensibilidades lingüísticas en el seno de la AVL».

Para la entidad que preside Ferrer, la tarea «no ha sido fácil pero el camino recorrido ha resultado positivo y se irá perfeccionando con las sugerencias de los usuarios».

El 'Dicionari normatiu valencià' nace con el objetivo «de ser filológicamente y sociológicamente aceptable para la mayor parte posible de los valencianos», dijo la AVL.

Fotos

Vídeos