De la Universitat de València a Georgetown

El director del Instituto Polibienestar y Doctor Honoris Causa fue recibido en la Zarzuela por el Príncipe Felipe Jordi Garcés, Hijo Predilecto de Puzol, ocupará desde enero la Cátedra Príncipe de Asturias y hablará del futuro Estado del Bienestar europeo

CARLOS GARSÁNVALENCIA.
Jordi Garcés. El profesor también dirige el Instituto Polibienestar . ::                             LP/
Jordi Garcés. El profesor también dirige el Instituto Polibienestar . :: LP

Jordi Garcés anda «enloquecido» preparando las maletas, el visado y haciéndose con unos billetes de avión de última hora. En apenas unas semanas se muda a Estados Unidos. Pero éste no se trata de un viaje cualquiera ya que, tras 28 años como profesor de la Universitat de València, pasará a ocupar desde este mismo enero la Cátedra Príncipe de Asturias en la Universidad de Georgetown, uno de los centros más prestigiosos del mundo, tras ser elegido mediante concurso público por el Ministerio de Educación y la Embajada de España en Estados Unidos, en colaboración con la empresa Endesa.

Durante tres semestres Garcés imprimirá la realidad europea al otro lado del charco, formando parte del BMW Center for German and European Studies de la institución académica. Un público con diferentes intereses y realidades que, sin embargo, mira a Europa «con buenos ojos», un continente que, pese a todo, ha defendido un 'savoir-faire' que lo ha convertido en referente mundial. «Durante mi estancia hablaré sobre el Estado del Bienestar, allí no es algo que se trate mucho pero, tras las reformas llevadas a cabo por el presidente Barack Obama, el interés de la sociedad en este aspecto comienza a despertar, hay algo que se empieza a mover, especialmente con el sistema de protección sanitaria», cuenta.

Jordi Garcés se enfrenta a un reto que no es baladí: concentrar en un sólo canal una Europa que envía decenas de mensajes. Concretar en un discurso un proyecto que, a la vez, es la suma de muchos planes individuales. «Yo allí no voy a hablar de la Comunitat Valenciana, ni siquiera de España, voy a hablar de una Unión Europea en la que el Estado de Bienestar no funciona a una, sino en la que convergen muchos modelos diferentes. Quiero que tengan una visión amplia».

Una visión que no tiene sentido sin la concreción de un proyecto de futuro. De dónde vienen y, sobre todo, a dónde van. «Uno de los mayores retos de la Unión Europea son las políticas de cuidados a mayores, aquellos de larga duración, cómo afrontarlos desde el punto de vista de la familia y, también, desde una perspectiva estatal. Mucha gente piensa que el Estado de Bienestar no cambia, pero lo hace según las prioridades de cada momento», cuenta Jordi Garcés. El paso por una Europa que plantea retos pero que también crea y construye nuevos proyectos. Garcés dirige el Insituto de Investigación en Políticas de Bienestar Social (Polibienestar), un centro único a nivel nacional en el área de las ciencias sociales y que cuenta con las participación de una treintena de profesores y de diez técnicos. «La investigación sin recursos económicos no es nada, y el futuro de la financiación está en el plan de crecimiento europeo para 2020», afirma Jordi Garcés.

El desafío, como el de cualquier profesor, se encuentra también en poner en su contexto algo de rabiosa actualidad pero que tiene su origen hace 70 años. Ponerlo en su contexto, sí, pero en un entorno diferente. Revisitar el ayer para adaptarlo hoy. «Desde 1945 hasta la crisis del petróleo fue la edad dorada del Estado de Bienestar y, desde entonces, ha sufrido retrocesos y avances, pero, indudablemente, se ha mostrado como un modelo que persiste. Los recortes sociales no son buenos para ningún país, evidentemente, por eso hace falta una unión de empresarios, gobierno, oposición y ciudadanos. Todos tenemos que arrimar el hombro, no sólo en España, también en Europa, ser solidarios, y éste es el país más solidario del mundo», afirma el profesor.

Además de ser catedrático desde 1995 en la Universitat de València y Director del Insituto Polibienestar, Jordi Garcés también ocupa una plaza de profesor en la Universidad de Innsbruck (Austria) y en la Universidad Erasmo de Rotterdam (Holanda). Este mismo año fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad San Pedro de la República de Perú, un título que también recibió en 2010 de la mano de la Universidad Autónoma de Encarnación, en Paraguay. La guinda del pastel la ha puesto su pueblo natal, Puzol, que lo nombró en 2010 Hijo Predilecto, un honor que sólo comparte con el histórico futbolista del Valencia C.F. Pepe Claramunt.

Pero, antes de tomar un avión destino Washington D.C., una parada: la Zarzuela. Allí fue recibido por el Príncipe de Asturias, estudiante de Georgetown. «Este es un éxito colectivo, también de la Universitat de València», cuenta. Un viaje en el que, aunque vaya sólo, le acompaña toda la comunidad docente valenciana. Bon voyage.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos