Gallego y García ponen la tecnología biométrica al alcance de las pymes

EVA PALOMARES

Emilio Gallego Sotos e Ilko García Pérez fundaron en enero de 2013, Umanick Technologies, con el objetivo de solucionar las necesidades existentes en materia de identificación de personas, para las que ahora mismo se utilizan contraseñas y tarjetas. «Pero estos medios no son suficientemente seguros ni cómodos. Identificarnos con nuestros cuerpo, en cambio, es la solución definitiva, utilizando tecnologías biométricas», comenta Emilio Gallego, CEO de la empresa. En concreto, la compañía trabaja con reconocimiento de huella dactilar, reconocimiento facial, de iris y de voz. El valor que aporta permite acercar la biometría a pequeñas y medianas empresas que, hasta el momento, veían la biometría como algo puramente de ciencia ficción, cuando en realidad «es una herramienta para su negocio que está al alcance de cualquiera», según explica Gallego.

Sus productos y servicios están dirigidos a que las empresas de software de distintos tipos, sus clientes directos, puedan incorporar en sus soluciones las tecnologías biométricas de manera sencilla, en menos de dos semanas, sin riesgos, y sin inversiones. «Nuestro producto central, Umanick Identification Server, es un middleware que, entre otras aportaciones, utiliza los mejores algoritmos biométricos de distintas tecnologías y fabricantes. Y nuestros clientes pueden acceder a todas ellas con una sola integración», explica el CEO de Umanick.

Sus clientes principales son empresas que fabrican software para sectores verticales como la sanidad, la educación o la banca, pero también las que fabrican soluciones para macro-sectores transversales como la seguridad que está en todas partes.

Las ventas de Umanick en el primer año 2013 no superarán los 100.000 euros, con previsiones de 500.000 y de 1,2 millones de euros para los años 2014 y 2015, respectivamente, según Gallego. «El plan de negocio está dirigido al desarrollo de negocio dentro y sobre todo fuera de España, y las inversiones a la generación de producto y comercialización y marketing», como explica el directivo. La empresa ha sido financiada inicialmente por los fundadores, y cuenta también con un préstamo participativo del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF).

Arturo Llopis ha propuesto la liquidación de Valcapital Inversiones I SA, según figura en el Borme. El proceso concursal se comunicó el 12 de noviembre y será tutelado por el juez de lo Mercantil número 2 de Valencia. Se ha decretado «la suspensión de las facultades de administración y disposición del deudor sobre su patrimonio». Arturo Llopis abandonó hace casi un mes el fondo de capital riesgo ya que se quedaba sin actividad.

Jonatan Fatelevich logró triplicar sus ventas en el primer Black Friday que la empresa valenciana Cirkuit Planet ha celebrado. La web de Cirkuit Planet cuadriplicó las visitas durante los siete días que prolongó la promoción. «Son unos datos que nos hacen ser optimistas en esta camapaña de Navidad que vamos a reforzar con nuevas ofertas durante la presente semana», explican desde Cirkuit Planet en un comunicado.