Císcar visita la Estación de Agua Potable y asegura que se abrirá a final de año

REDACCIÓNALZIRA.
Un instante de la visita efectuada ayer. ::
                             LP/
Un instante de la visita efectuada ayer. :: LP

El vicepresidente del Consell y conseller de Presidencia y Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, José Císcar, aseguró que «la llegada de agua potable y de calidad a la Ribera será una realidad a final de año».

José Císcar hizo estas declaraciones tras visitar ayer la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de la Ribera y comprobar in situ el inicio de las pruebas electromecánicas de esta instalación.

Asimismo, destacó que con la puesta en marcha de la potabilizadora «se pondrá punto y final al problema hídrico que padecen algunos municipios».

En este sentido, indicó que antes de que acabe el año la planta potabilizadora construida por la Generalitat dará servicio a la zona denominada Ribera II, que incluye los municipios de Alzira, Carcaixent, Corbera, Cullera, Favara y Llaurí.

Del mismo modo, Císcar añadió que el próximo año el Consell prevé reanudar las obras de canalización de la zona Ribera III, formada por Algemesí, Sueca, Polinyà de Xùquer, Albalat de la Ribera, Benicull, Fortaleny y Riola, para estar en condiciones de suministrar agua a lo largo del primer semestre de 2015.

Cabe destacar que la construcción de todas estas infraestructuras supone una inversión global por parte de la Generalitat de alrededor de 60 millones y beneficiarán a más de 350.000 ciudadanos.

El vicepresidente también se reunió en Cullera con las organizaciones pesqueras, Federaciones provinciales y Cofradías, de la Comunitat. Tras el encuentro, José Císcar manifestó su firme voluntad de apoyar a los pescadores en todas sus reivindicaciones dada la importancia socioeconómica de este sector para nuestro territorio, que ocupa a alrededor de 3.000 personas y comercializa productos pesqueros por un valor superior a los 95 millones.

La Generalitat, a través de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, va a reducir el próximo año un 50% la tasa por la utilización de las infraestructuras portuarias de titularidad económica, «lo que supondrá una notable reducción de costes para el conjunto del sector».