Cemex salva 'in extremis' la fábrica, aunque no descarta su futuro cierre

La multinacional del cemento asegura que «confiamos en que el acuerdo sea suficiente para garantizar su supervivencia, pero hay gran incertidumbre»

BERNAT SIRVENTALICANTE.
Detalle de los hornos de la fábrica de cemento de Alicante, al fondo, desde la finca El Clotet. ::                             EFE-MORELL/
Detalle de los hornos de la fábrica de cemento de Alicante, al fondo, desde la finca El Clotet. :: EFE-MORELL

Se acabaron las trincheras y la lucha obrera. Al menos, en la fábrica de cemento, uno de los referentes en la industria alicantina de la defensa sindical. El comité de empresa liderado por Antonio Guijarro, a su vez máximo responsable del sector del cemento de MCA-UGT en España, se avino ayer, como ya adelantó este diario, a firmar el acuerdo con la multinacional mexicana Cemex. Acepta todos y cada uno de los puntos que suponen recortes salariales del 25% y del 50% y supresiones de diversos beneficios sociales logrados en el último medio siglo. Con la rúbrica al nuevo convenio colectivo de la fábrica de cemento, Cemex salva 'in extremis' el cierre seguro que había ya incluso comunicado a sus proveedores a partir de esta semana. Sin embargo, la multinacional tampoco descarta la clausura si sigue sin despertar en los próximos meses la obra civil y residencial en España.

La empresa estaba totalmente dispuesta al cierre inminente y definitivo de la factoría, como viene informando este diario desde el pasado viernes. Pero la asamblea general celebrada anteanoche, aunque fuera ya de plazo (que expiró el viernes) reculó al cien por cien y con un 81% del apoyo de la plantilla aceptó absolutamente todos los recortes y ajustes (salario, jornadas extras, congelación de antigüedad, seguro de deceso, becas de estudio para hijos, bono para el economato y hasta el tradicional aguinaldo navideño). La propuesta inicial del pasado miércoles rechazada por amplia mayoría (del 65) fue ayer rubricada sin rechistar y sin que la empresa moviera ni una sola coma del pacto, según confirman Cemex y su comité.

«Falta de crédito»

Sin embargo, tampoco el cierre está descartado a medio plazo, ni mucho menos. La empresa explica a este diario que «confía en que el acuerdo sea suficiente para garantizar la supervivencia del negocio y la competitividad de los productos que fabrica; sin embargo, hay que tener presente la incertidumbre del sector de la construcción por los enormes recortes en obra civil y pública y la gran contracción en obra residencial por el 'stock' existente y por la falta de crédito bancario».

Es por ello, que la empresa tampoco descarta el cierre a medio plazo al recordar datos de esta misma semana de la patronal del sector Oficemen según los cuales este año caerá la producción y venta de cemento un 20% y con una previsión similar para el año 2014.

La compañía considera que el acuerdo alcanzado «es satisfactorio para ambas partes» ya que, en su opinión, permite recuperar la competitividad «perdida» de la planta, uno de los objetivos básicos del plan estratégico de la compañía, el Plan Horizonte. Además, asegura que ha sido posible «gracias al esfuerzo de ambas partes, sobre todo al ejercicio de responsabilidad de la plantilla», dice Cemex. ««Si no se hubiese alcanzado, se hubieran tomado medidas más drásticas dirigidas a reducir costes», añade. Esas medidas pasaban por la clausura de la fábrica, que fue ya comunicada el jueves por la tarde por la dirección de Cemex en España a diversos suministradores y proveedores, entre ellos los logísticos, transporte, energía y agua, como informó este diario. En apenas dos días de pulso, la segunda asamblea decidió hacer una contraoferta asumiendo ya bajada del sueldo. Anteanoche y hoy se cedió al 100%.