Alcoa mantendrá el ERE para sus 350 operarios en el primer trimestre de 2014

La multinacional del aluminio comunica al comité que no hay ni aumento ni reducción de producción, pero está pendiente la venta

B. S.ALICANTE.

La multinacional del aluminio Alcoa anunció ayer a la comisión delegada del comité de empresa que mantendrá el expediente de regulación de empleo de suspensión temporal durante, al menos, el primer trimestre del próximo año. La decisión, que afecta a unos 350 trabajadores, incluidos los del 'staff' directivo, es consecuencia de dos variables: la demanda de productos acabados del aluminio no aumenta lo suficiente; y la fábrica de Alicante se halla inmersa, junto a otra española y otra francesa, en un proceso de venta a otro operador mundial del sector.

El secretario del comité de empresa Alcoa-Alicante, Juan José Pastor, explicó, a preguntas de este diario, que «nos han dicho que no hay ni aumento, ni reducción de producción y del volumen previsto para el primer trimestre del año». Además, se puso énfasis en la operación de venta, la estrategia industrial del grupo americano que pasa por la enajenación de tres de sus fábricas en Alicante, Amorebieta y Castell (Francia). «La empresa nos ha dicho que no puede asumir decisiones a largo plazo», añade Pastor.

A partir del 1 de enero, habrá otra parada obligada de unos seis días al mes para la plantilla de Alcoa, que percibe un complemento de hasta el 80% de la prestación del paro que no abona el Inem.

El presidente del comité de empresa de Alcoa en Alicante, Marcelino Hernández Cola, ya abogó abiertamente en este diario por la venta de la fábrica antes que por otras fórmulas. «Yo prefiero que vendan Alcoa; si no me quieren, qué puedes esperar en el futuro», explicó en este periódico.

Alcoa viene insistiendo en que la fábrica de Alicante seguirá trabajando con normalidad si, llegado el momento, no se concreta la venta en ese paquete conjunto con las otras dos factorías. La fábrica ha sido mostrada ya a varios inversores.