La policía sorprende a un grupo de 'skins' en plena agresión a una menor en Valencia

Los GOE montaron un operativo en la zona de ocio de la calle Polo y Peyrolón tras otros incidentes causados por los jóvenes violentos

JAVIER MARTÍNEZ JMARTINEZ@LASPROVINCIAS.ESVALENCIA.

La Policía Local sorprendió a un grupo de 'skins' en plena agresión a una joven de 17 años en la avenida de Blasco Ibáñez en Valencia durante un operativo de vigilancia en la zona de pubes de la calle Polo y Peyrolón. Los hechos ocurrieron sobre las tres de la madrugada del sábado al domingo a la salida de un local de ocio después de que la víctima y su novio recriminaran a los jóvenes violentos los gritos e insultos que proferían contra otros chicos en la calle.

«Buscaban pelea y le dijeron a mi novio que lo iban a reventar. A mí me tiraron al suelo y me pegaron una patada en la cabeza», afirma la menor agredida por los 'skins'. «¡Menos mal que la policía estaba cerca!», añade con alivio la joven. Varios agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Policía Local oyeron los gritos de las víctimas y vieron incluso cómo los jóvenes violentos se abalanzaban sobre la pareja.

Los policías acudieron en auxilio de las víctimas y persiguieron a los 'skins', que huyeron por diferentes calles. «Se juntaron seis coches patrulla en pocos segundos. Fueron rapidísimos», asevera la joven. Los agentes interceptaron e identificaron a cinco miembros del grupo, pero entre los sospechosos no estaba el joven delgado -con una estatura aproximada de 1,60 y vestido con una sudadera gris- que empujó y propinó una patada en la cabeza a la chica. Este individuo logró eludir el cerco policial.

Los agentes cachearon a los cinco jóvenes y le intervinieron a uno de ellos -a Fernando M. U., de 21 años de edad- una muñequera con pinchos metálicos, motivo por el que fue multado por una infracción a la Ley de Seguridad Ciudadana. Además, este joven calzaba unas botas con puntera de acero. Los otros individuos identificados por la policía son Carlos M. R., David C. C., Alexandro I. T. y Francisco Antonio L. P.

La menor agredida reside en Cuenca, pero se encontraba en Valencia porque al día siguiente iba a presenciar el Gran Premio de la Comunitat Valenciana del Mundial de Motociclismo. «Buscaban movida. A mi novio y a su primo los empujaron. Fueron a por nosotros y nos libramos de una paliza porque la policía estaba cerca», insiste la chica. «Me rompieron un dedo, pero podría haber sido peor», asegura la víctima.

Fuentes de la Policía Local confirmaron ayer que el Grupo de Operaciones Especiales había montado un operativo en los accesos a la zona de ocio en la madruga del domingo. El motivo del refuerzo policial no era otro que atender las reclamaciones de propietarios y empleados de varios pubes de la calle Polo y Peyrolón tras los incidentes que había causado un grupo de 'skins' en los últimos fines de semana. «Insultan y provocan para luego agredir de forma gratuita», explica el dueño de un restaurante de la zona.

Fotos

Vídeos