Exigen a Cataluña que pida el cierre de Castor como ya hizo Les Corts

Cerca de 2.000 personas forman una cadena humana en la planta terrestre de la plataforma de gas para reclamar que no vuelva a funcionar

J. M. ORTUÑOVALENCIA.
Decenas de personas siguen a dos manifestantes con pancartas contra la planta de gas. ::                             EFE/
Decenas de personas siguen a dos manifestantes con pancartas contra la planta de gas. :: EFE

Cerca de 2.000 personas se congregaron ayer en el edificio terrestre del proyecto Castor para protestar por las inyecciones de gas que han provocado microseísmos y que podrían estar también detrás de los terremotos percibidos en las poblaciones de la costa norte de Castellón.

A principios de octubre, desde el Ministerio de Industria esperaban recibir «en poco tiempo» los informes del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y del Geológico y Minero (IGME) para poder conocer con presteza qué causaba los temblores. Sin embargo, hace unos días el ministro José Manuel Soria matizó que los expertos podían tomarse «el tiempo que consideren necesario».

A pesar de que todavía se desconoce si el almacén es el responsable de los movimientos de tierra, en la zona donde está situado nadie quiere que se vuelva a poner en marcha. Ni siquiera en el caso de que los responsables de los estudios concluyan que el proyecto de la empresa Escal UGS, cuya propietaria mayoritaria es ACS, no ha tenido nada que ver.

Durante la protesta de ayer le pidieron a Soria «que cumpla con su palabra y cierre la planta». También exigieron al Gobierno de Cataluña que se pronuncie expresamente «para exigir el desmantelamiento de la plataforma», como ya hizo Les Corts a finales del mes pasado.

En septiembre, los vecinos de Vinaròs, Benicarló y Peñíscola pasaron varios días de miedo en los que no sabían cuándo iban a temblar sus casas. Alguna noche, incluso, los terremotos los despertaron. Para que no se reproduzcan los seísmos, esperan y solicitan que, como sucede en estos momentos, tanto la planta terrestre en la que protestaron, como la plataforma marina, permanezcan cerradas, además de que se desmantele definitivamente.

Desde las diferentes administraciones también quieren que se paralice. Lo pidieron los ayuntamientos implicados y la Diputación de Castellón. Luego, desde la Generalitat también apuntaron que, si se demuestra que la empresa es culpable, exigirán que se paralice la actividad y que se desmonten las plantas y el almacén de gas.

Ahora mismo, los microseísmos y los temblores han desaparecido y la tranquilidad reina en la zona. Ni siquiera con la manifestación hubo problemas ya que, como habían anunciado, fue pacífica. Eso no significa que no fuera contundente. Así, pudieron leerse pancartas como: 'Castor , la muerte de la comarca', 'Que tiemblen ellos' o 'Queremos vivir sin miedo a los terremotos'.

Fotos

Vídeos