Valencia premia la cultura y la solidaridad

Los reconocimientos del 9 d'Octubre recaen en Bernardo Adam Ferrero, Tomás Llorens, Jaime Siles, los Pequeños Cantores y la ONCE Barberá agradece a los cinco galardonados su esfuerzo y vocación de servicio a la sociedad

ISABEL DOMINGOVALENCIA.

La anécdota de la señora Amparo «que en cualquier pueblo se ha acercado a comprar un cupón y le cuenta al vendedor que ya no le compra dos porque ahora ayuda a pagar la hipoteca de su hija» hizo subir la temperatura del hemiciclo del Ayuntamiento de Valencia, vestido de gala para entregar los honores y distinciones que la ciudad concede con motivo de la celebración del 9 d'Octubre.

Las palabras fueron pronunciadas por el presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, encargado de leer el discurso de agradecimiento de los galardonados de este año. Un discurso que emocionó y que fue muy aplaudido porque apeló a la sensibilidad de los asistentes y a la solidaridad de la sociedad civil, «la que «ha permitido que en España la ceguera y la discapacidad no sean sinónimos de pobreza, sino de integración».

Esta entidad, que celebra su 75 aniversario, recibió una de las medallas de oro de la ciudad, junto a la Escuela Coral Pequeños Cantores de Valencia, que ha alcanzado sus 50 años. El poeta Jaime Siles fue nombrado hijo predilecto de Valencia, mientras que el historiador Tomás Llorens y el músico Bernardo Adam Ferrero fueron reconocidos como hijos adoptivos de Valencia, según se aprobó en el pleno del pasado 27 de septiembre.

Los timbales sonaron en el hemiciclo para recibir a los galardonados (previamente habían firmado en el libro de oro municipal) y al resto de invitados al acto, entre los que se encontraban el presidente de Les Corts, Juan Cotino, la consellera Asunción Sánchez Zaplana, el artista Miquel Navarro, la directora del IVAM, Consuelo Císcar, el doctor José Laínez (hijo adoptivo en 2011) o la rectora de la universidad CEU Cardenal Herrera, Rosa Visiedo.

El acto estuvo presidido por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien en su intervención desgranó la trayectoria de las cinco distinciones. De todos ellos destacó su vocación de servicio a la sociedad valenciana al haber entregado «lo mejor de sí mismos, de sus capacidades y esfuerzos».

Tuvo palabras para el fundador de Pequeños Cantores, Jesús Ribera, «mi profesor en el colegio», y para la actual directora, Carmina Moreno. De la entidad destacó haber sido «magníficos embajadores de Valencia en los muchos países que han visitado en su trayectoria».

Alabó la «enorme capacidad musical» de Bernardo Adam Ferrero y los «brillantes servicios» prestados al consistorio, como la creación de la Semana Internacional de Música Religiosa. Barberá agradeció a Tomás Llorens «su aportación a la promoción del arte en nuestra ciudad y en toda España», mientras que de Jaime Siles destacó ser «un valenciano excepcional en el contexto de las letras españolas».

En el caso de la ONCE, la alcaldesa apuntó «haber trabajado codo con codo para conseguir una ciudad sin barreras y 100% accesible».

Fotos

Vídeos