La Pagoda someterá su fachada a una gran restauración

Los propietarios del singular edificio construido hace 46 años contratarán este mes el servicio de una ingeniería tras la caída de cascotes

L. S .VALENCIA.
Mallas de protección instaladas en la Pagoda. ::                             IRENE MARSILLA/
Mallas de protección instaladas en la Pagoda. :: IRENE MARSILLA

Uno de los edificios valencianos referentes del paisaje de la ciudad es la Pagoda, situado junto a Viveros, y ahora proyecta someterse a una profunda restauración para garantizar la seguridad de su singular fachada.

Anoche mismo se reunían los propietarios de uno de los tres patios con los administradores del conjunto de esta edificación para estudiar el proyecto de reforma que encargarán a una constructora y una ingeniería especializada en el tratamiento de patologías de edificios.

Este icono valenciano, donde todavía residen los descendientes de Ripalda y profesionales del Derecho y la Arquitectura y que ha tenido huéspedes como el expresidente Eduardo Zaplana, cuenta ya con 46 años de vida y necesita una puesta a punto, después de que hace unos tres años se detectaran unos problemas en las estructuras, según explican algunos propietarios.

La reciente caída de cascotes a la vía pública ha adelantado el proceso, con tal de garantizar la seguridad de los vecinos y de los viandantes y se han instalado unas mallas en la fachada para evitar daños. Además, también se ha vallado el perímetro en la vía pública.

Los 82 vecinos que viven en esta comunidad pretenden abordar la reforma en varias fases que se podrían prolongar dos o tres años. «Al parecer en, las estructuras que soportan los voladizos se han detectado piezas oxidadas, lo que hace que la estructura de hierro se expanda y rompa el forjado y el ladrillo caravista. Es un problema habitual en fincas de este tipo y más teniendo en cuenta la humedad de Valencia, pero se resolverá», según un propietario.

El 23 de septiembre la junta de propietarios decidirá qué empresa lleva a cabo este trabajo, «pero pensamos que, mientras se desarrollan los proyectos y se tramitan las licencias, no será hasta finales del primer semestre de 2014 cuando se empiece», añaden.

Algunos vecinos están expectantes por los gastos que supondrá la reforma, que podría superar los 20.000 euros por puerta.

La Pagoda es obra de los arquitectos Antonio Escario, José Antonio Vidal y José Vives y se construyó en los terrenos del antiguo palacio de Ripalda, junto a los singulares jardines de Monforte.