El cambio de ubicación del castillo de fuegos artificiales mejorará su visibilidad

ANA VICENTEONTINYENT.

El castillo pirotécnico de las fiestas de Moros y Cristianos de Ontinyent se disparará por primera vez desde el puente de Santa María lo que permitirá mejorar la visibilidad de este espectáculo que podrá ser contemplado desde cualquier punto de la ciudad.

El cambio de ubicación responde, principalmente, al cumplimiento de la nueva normativa en materia pirotécnica que impide seguir disparándolo desde el lecho del río Clariano como se hacía hasta el momento.

Desde el gobierno de la ciudad han explicado que «se ha pensado que el puente de Santa María puede ser un lugar idóneo ya que otro de los cambios legales ha sido la restricción en el calibre de los disparos, pero al subir notablemente la altitud no solo lo compensaremos sino que favoreceremos que el espectáculo se pueda ver desde prácticamente cualquier parte de la ciudad, cosa que no ocurría hasta ahora».

Así, el castillo, que se disparará alrededor de las dos de la madrugada del sábado al domingo después de la procesión de la Baixada del Crist, incluirá las tradicionales palmeras y figuras geométricas de colores y añadirá elementos menos usuales como las 'cartas', figuras en forma de mariposa que se abren de arriba hacia abajo.

Por su parte, desde la empresa pirotécnica, Juan Mollà, ha avanzado que «va a ser alrededor de una cuarto de hora muy intenso» con un espectáculo dividido en las tres partes tradicionales: una con un ritmo inicial fuerte, una segunda parte más pausada y finalmente una tercera con un aumento progresivo de la intensidad.

Pirotecnia Aitana asume este año el disparo de algunos de los principales castillos de fuegos artificiales de las comarcas centrales al haber disparado el de la Fira d'Agost de Xàtiva y tener en la agenda el de la cabalgata de reyes de Alcoi y disparar hoy el de Moros y Cristianos de Ontinyent.

Fotos

Vídeos