Más de 30 pueblos piden al Consell recursos para combatir la mosca negra

Debido a la falta de medios en algunos municipios, ha habido consenso en que la conselleria debería sufragar todos los gastos

LAURA BOSCÁCOMARCAS.
Asistentes a la reunión en el Ayuntamiento de Alzira. ::
                             LP/
Asistentes a la reunión en el Ayuntamiento de Alzira. :: LP

Varios municipios se reunieron ayer junto con las organizaciones agrarias Ava-Asaja y La Unió en las inmediaciones del Ayuntamiento de Alzira para solicitar a las Consellerias de Agricultura, Medio Ambiente y Sanidad que financien una estrategia conjunta para buscar soluciones contra la plaga de la mosca negra y el mosquito tigre que afecta ya a toda la comarca de la Ribera.

Los presentes han estado de acuerdo en que, en la futura reunión que se celebre con la Conselleria se les exigirá que sufraguen los gastos de las fumigaciones pertinentes. El motivo, según palabras de Enrique Montalvá, concejal de Medio Ambiente de Alzira, ha sido que «muchos ayuntamientos en los tiempos que estamos no disponen de suficientes recursos como para pagar todos los gastos de las fumigaciones que tendrían que hacer, y de no hacerse éstos municipios se convertirían en focos que acabarían volviendo a infectar al resto de las localidades».

Por su parte, fuentes de la Conselleria de Agricultura han explicado a que «se van a escuchar las peticiones de esta comisión, igual que se hace con cualquiera que plantee un problema», y que se procederá a realizar «una evaluación general de la situación y del problema».

Además, en esta reunión se ha remarcado que este es un problema «a gran escala» y que ya no afecta solo a los agricultores, sino a los vecinos y visitantes que están acudiendo en varias ocasiones a los centros sanitarios para curar las picaduras. Por esto, Montalvá comentaba que «una buena forma de prevención desde la Conselleria de Sanidad sería la elaboración de unos trípticos que alertaran a la población sobre las precauciones a tener en cuenta o la ropa y los tipos de colores que pueden atraer a esta mosca negra».

Durante el transcurso de esta reunión, también se han nombrado unos representantes que serán los que se harán cargo del problema en las reuniones que se celebren con el Consell. Estos serán el propio Enrique Montalvá, los representantes de los sindicatos implicados, y los concejales de los municipios de Algemesí, Alginet y Tous.

Por otra parte, ha habido un consenso en atajar este problema «con organización», ya que hay pueblos que se ven afectados por los dos ríos infectados por el esta plaga, el Verde y el Júcar, y que «si actúan por su parte y, por ejemplo, el pueblo de al lado actúa a menor escala o no actúa estos ayuntamientos estarán perdiendo tiempo y dinero al volver a aparecer estos insectos en cuestión de días llevados por el viento».

Sobre este tema, Montalvá critica que, pese a que desde la Conselleria se han comprometido a buscar soluciones dentro de sus competencias, Isabel Bonig, concejala de Agricultura y Medio Ambiente, insista en que cada ayuntamiento deba pagar sus propias fumigaciones, ya que «no es lo mismo que tengamos ratas o cucarachas que tienen focos más centralizados, en este caso si un pueblo trata el problema y otro no estamos otra vez igual y ahora mismo hay varios municipios que no pueden hacerse cargo de éstos gastos o no disponen del material necesario», comentaba Montalvá.

En conclusión, el concejal comenta que «lo único que queremos todos los municipios es que se nos ayude desde el Consell a atajar este problema con las fumigaciones pertinentes pero de forma que haya una continuidad, ya que sino, el año que viene, estaremos igual que ahora», ya que de no ser así esta plaga podría hasta triplicarse en otro año.