Una parrilla inoxidable que se gana el mercado

La Politécnica y el instituto del metal colaboran para desarrollar una plancha que evita transmitir tóxicos a los alimentos | Una empresa valenciana invierte 100.000 euros en la fabricación de una rejilla para asar carne y embutidos que no es cancerígena

EVA PALOMARESVALENCIA.
José Roselló, junto a los populares buzones que fabrican.::                             LP/
José Roselló, junto a los populares buzones que fabrican.:: LP

La empresa valenciana Don Hierro ha invertido 100.000 euros en la investigación, desarrollo y puesta en marcha de una nueva línea de producción de una parrilla de asar elaborada en chapa de acero inoxidable. Este producto evita la transmisión de metales pesados a los alimentos y a través de estos al organismo, lo que sucede con las tradicionales.

La parrilla, patentada por la compañía valenciana, se ha desarrollado con la colaboración de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y del Instituto Tecnológico Metalmecánico Aimme, y empezó a fabricarse hace varias semanas. «Hemos firmado un acuerdo de comercialización con Carrefour España por el que se distribuirá en los 170 hipermercados que la cadena tiene en España, y se negocia la entrada del producto en los otros países europeos en los que está presente Carrefour», explica a LAS PROVINCIAS, José Roselló, gerente de Don Hierro.

La compañía, que empezó a fabricar la parrilla tradicional este año, dejó de comercializarla después de que un profesor de la UPV se pusiera en contacto con el gerente informándole de lo dañino para la salud que era la generación de benzopirenos, elementos cancerígenos que se generan con la carne churrascada derivada del uso de las otras parrillas.

La nueva parrilla se comercializará tanto en España como en los países de la Unión Europea y Japón, en los que la empresa está comercializando sus otros productos.

Don Hierro alcanzó en 2012 una facturación de 3 millones de euros y reinvierte todos los beneficios que obtiene en la planta y en la innovación de los más de 80 productos de acero inoxidable que fabrica. En la actualidad exporta el 40% de su producción a países de la Unión Europea y Japón.

Y su gerente asegura que el crecimiento es lento pero consolidado y constante. «Cada vez son más los europeos que buscan la marca España y huyen del producto asiático porque existe la conciencia de que es preferible comprar producto europeo, como una inversión en crecimiento de los países que apuestan por la calidad y el diseño a largo plazo y por la generación de empleo. Esta corriente nos está beneficiando mucho», tal como explica Roselló.

Trayectoria

La compañía también es uno de los proveedores de la Administración aunque de manera más residual. El 20% de su facturación procede de instituciones públicas como Correos, Adif y algunos ministerios. Pero su «dependencia de la Administración es reducida. Siempre buscamos concursos con plazos de pagos inferiores a un año, si no es así, no nos interesa», comenta el industrial.

El diseño ecologico de la parrilla, parecido al de una plancha de cocina, hace que el calor se distribuya por toda la base, por lo que necesita menos brasas y evita que la carne se carbonice y genere los temidos benzopirenos, elemento también altamente cancerígeno.

Por el contrario, las parrillas tradicionales de rejilla de alambre, elaboradas con hierro recubierto de metales, pueden desprender cascarillas de níquel, cromo, cobre o estaño al entrar en contacto con el fuego, metales pesados que el organismo no expulsa y que pueden provocar a la larga tumores por su efecto acumulativo. Además, estas parrillas al estar diseñadas en forma de rejilla no distribuyen el calor y es más fácil que se carbonicen los alimentos con la llama que se produce al caer sobre las brasas la grasa de la carne que se está asando.