Pequeños Cantores a los 50 años

La escuela coral, que cuenta con cerca de 300 voces infantiles, prepara la conmemoración de su medio siglo de vida Las celebraciones comenzarán en octubre y ofrecerán un amplio programa de conciertos y encuentros a lo largo del próximo curso

LAURA GARCÉSVALENCIA.
Las clases. Imagen de archivo del fundador del coro durante una clase. ::
                             J.M./
Las clases. Imagen de archivo del fundador del coro durante una clase. :: J.M.

Todo comenzó en 1963 y desde entonces los acontecimientos no han dejado de sucederse. El próximo promete ser grandioso. La ocasión lo merece. La Escuela Coral Pequeños Cantores de Valencia cumple 50 años y se imponen las celebraciones. Conciertos y encuentros se sucederán entre los próximos octubre y junio. No habrá mes del curso que viene sin cita con la música coral de una escuela que hoy, con cerca de 300 voces, sigue tan viva como siempre.

Cuando Jesús Ribera fundó Pequeños Cantores de Valencia, eran muy pocas las agrupaciones corales de la ciudad. Hoy, medio siglo después de aquellos primeros pasos, la situación es bien distinta. «En Valencia hay cerca de un centenar de corales», apunta Carmina Moreno, actual directora de Pequeños Cantores. Y al frente de muchas de esas agrupaciones figuran nombres que un día moldearon su voz en el coro impulsado en 1963.

Josep Lluis Valldecabres, director del Orfeón Navarro Reverter, Pau de Luis, titular de la batuta de la Coral Sant Yago, y Carmina Moreno son sólo un ejemplo de la aportación a la música valenciana de la coral que se dispone a celebrar su cumpleaños. A los nombres que se entregaron a la dirección se unen los de «voces que se formaron con nosotros y hoy son cantantes líricas». Carmina Moreno menciona a Isabel Rey, Isabel Monar, Erica Escribá, Eugenia Burgoyne, Silvia Tro, Luis Vicente y Joan Valldecabres. Recuerda que también «hay muchos Pequeños Cantores al frente de la educación musical en colegios y coros escolares». No faltan quienes emprendieron el camino de la composición.

Mientras todos ellos se han ido abriendo camino en el mundo de la música, la escuela no ha dejado de educar nuevas voces. «Contamos con cerca de 300 niños distribuidos en distintos coros, según las edades». La formación corre a cargo de las familias, «incluso los viajes con motivo de conciertos se los pagan los niños».

Coros por edades

En 'Albada' cantan entre cinco y ocho años, edad con la que pasan a 'Bardissa', para quedarse hasta cumplir los 10. De aquí, a 'Minicantores' por el periodo de dos años. A partir de los 12, hasta alcanzar 18, ya disfrutan de la condición de 'Pequeños Cantores'.

Conquistada la categoría máxima, empieza la trayectoria de conciertos y la gira que cada año les lleva a pasear por Europa el nombre de Valencia. Viajan acompañados de un completo repertorio: «Incluye música antigua, obras sinfónicas, composiciones románticas del XIX, música contemporánea, también ligera y popular», señala la directora.

Año tras año, durante medio siglo, todos han aportado su grano de arena a un proyecto que Jesús Ribera concibió «como medio para hacer llegar la música a los niños», apunta la directora. No es la única meta que se planteó el impulsor y director de Pequeños Cantores hasta hace siete años: «También quería que fuera un medio que fomentara la amistad».

Una y otra vocación han encontrado respuesta. De la primera hay numerosas muestras artísticas: directores, intérpretes, maestros, compositores... De la segunda, a juzgar por las palabras de Carmina, las pruebas también son evidentes: «Cualquier pequeño cantor que en estos momentos tiene 30, 40 o 50 años cuenta con amistades de toda la vida entre los que fueron compañeros en la coral».

A partir del próximo octubre aumentarán las oportunidades de dar a conocer las dos caras del proyecto alumbrado por Ribera con la mirada puesta en los que entre amigos se conocen como 'peques'. El programa previsto comprende, entre muchos otros actos, conciertos que reunirán a todas las voces que hoy conforman la agrupación.

También están invitados quienes un día integraron la coral y hoy, pese al tiempo transcurrido y los años cumplidos, se muestran encantados de seguir disfrutando de un título ya entrañable en la sociedad valenciana: Pequeños Cantores.