El Consell se compromete a buscar los historiales clínicos de los casos de bebés robados

El conseller de Gobernación y las asociaciones de víctimas acuerdan también un protocolo de atención a los afectados

MARÍA GONZÁLEZVALENCIA.

La Conselleria de Sanidad se compromete a localizar, a partir de septiembre, toda la documentación e historiales clínicos referentes a los casos de bebés robados denunciados en la Comunitat.

Éste ofrecimiento se anunció ayer en la Comisión Interdepartamental de apoyo a las familias biológicas de los bebes robados entre el conseller de Gobernación y Justicia, Serafín Castellano, y los representantes de las asociaciones de los afectados. «Va a ser un trabajo difícil intentar determinar donde están estos archivos, pero son la pieza clave para averiguar donde se encuentran las madres e hijos de la mayoría de los casos», concluyó el presidente de SOS Bebés Robados y abogado, Enrique Vila, al terminar la reunión.

Castellanos aseguró que se formarían reuniones de trabajo para la búsqueda de esta documentación tanto en los «hospitales públicos como privados» con la intención de localizar los archivos «de los centros desaparecidos o que se fusionaron». Respondiendo de este modo a la petición de las asociaciones que llevan tiempo detrás de esta información.

La valoración de este encuentro fue positiva por ambas partes. Vila destacó que había sido «el primer ofrecimiento práctico e interesante» que han recibido. Son conscientes de que la administración «poco más puede hacer por su parte». Desde la conselleria, Castellano cree que han avanzado «de una forma dialogada y siempre buscando colaborar en aquellas cuestiones que las asociaciones quieren llevar adelante».

Protocolo de atención

En esta reunión también se presentó el protocolo que todas las oficinas de atención de víctimas deberán seguir para informar, asesorar y acompañar a las familias o bebes robados. Un protocolo «revisado por la fiscalía» y al que las asociaciones podrán establecer «cualquier adición o alegación en el plazo de una semana», explicó el conseller.

En la Comunidad hay un total de 17 oficinas de la Fundación FAVIDE de atención a las víctimas del delito y encuentro familiar que se han puesto al servicio de los afectados por los casos de bebés robados o adopciones irregulares. Un hecho que concreta «la labor de la administración, que ah intentado poner todo de su parte», señala Vila.

El presidente de SOS Bebés Robados aprovechó para criticar nuevamente la labor de la fiscalía en la Comunidad Valenciana que está «haciendo como que investiga pero que archiva absolutamente todos los casos sin llegar hasta el final».

Por su parte, la representante de la asociación en la Comunitat, Luna García, afirmó en este sentido que es el Ministerio de Justicia el que debería «meter más mano dura» en la investigación de estos casos. Y reveló que el siguiente paso que quieren dar desde la asociación es acudir a la Comisión Europea para vean «cómo se está actuando en España en el tema de los bebés robados».